En San Martín están algo relajados, pero activos - LA GACETA Tucumán

En San Martín están algo relajados, pero activos

Durante las vacaciones, los jugadores deben llevar a cabo un plan ideado por los “profes”.

27 Dic 2019
1

PALPITANDO EL REGRESO. El lunes 6, el grupo se reencontrará en el complejo y comenzará a nivelar las cargas de cara a la etapa más intensa de la pretemporada. la gaceta / foto de franco vera (archivo)

Desde principio de este mes los jugadores de San Martín disfrutan de unas merecidas vacaciones. Eso sí, el mensaje del cuerpo técnico antes de liberarlos fue claro: descansar a pleno, pero a conciencia; sabiendo que la segunda parte del torneo será tan o incluso más difícil que las primeras 15 fechas.

“Nosotros pretendemos que la vuelta al trabajo no sea demasiado dura, ni traumática para los chicos. Además, queremos que la adaptación a la pretemporada sea óptima. De esa manera aprovecharemos mucho mejor los tiempos”, le explicó vía WhatsApp a LG Deportiva Ricardo Somma, encargado junto a Diego Burkhard de la preparación física del plantel “santo”.

Ellos le entregaron a los futbolistas un plan personalizado, integrado por tres patas (físico, kinesiológico y nutricional) y dividido en semanas, para que los futbolistas vayan nivelando las cargas hasta volver a reunirse todos juntos el 6 de enero en el complejo “Natalio Mirkin”. “Trabajamos de manera integral junto a los kinesiólogos y a la nutricionista. La idea es que el jugador vaya realizando entrenamientos físicos progresivos, que lleve a cabo algunas tareas preventivas de lesiones y que se alimente de manera correcta. Es un plan tranquilo porque la idea es que los jugadores también se relajen”, explicó el “profe”.

Entre el último partido oficial que disputó San Martín (el triunfo 3 a 0 de visitante contra Gimnasia de Mendoza, el pasado 2 de diciembre) y el primero de 2020 (contra Almagro, el segundo fin de semana de febrero) hay poco más de dos meses, algo que influye de manera negativa en el físico de un jugador y que obliga a trabajar nuevamente desde cero. “En ese lapso se produce lo que se llama desentrenamiento. Por eso hay que volver a ponerlos a punto como al principio de la temporada. La ventaja es que ahora ya nos conocemos y sabemos qué se debe apuntalar en cada caso específico”, dijo Somma.

El primer objetivo que les dio el cuerpo técnico a sus pupilos fue descansar; liberar la mente y dejar atrás todas las tensiones acumuladas durante una primera mitad de torneo en la que San Martín hizo todo el gasto y logró sacar una muy buena ventaja con respecto a sus seguidores.

Eso no fue sencillo. La concentración y el trabajo estuvieron a la orden del día. Por eso Somma consideró que es indispensable bajar las cargas mentales. “Fue muy grande la exigencia que tuvieron durante el último semestre. Por eso se les pidió que durante la primera semana descansaran a pleno. La idea es que disfrutaran y que realizaran las actividades que deseen; es fundamental que relajen la mente”, aseguró antes de dar más detalles de su plan. “Después, a partir de la segunda semana de vacaciones debían comenzar a realizar un plan progresivo que incluía trabajos de resistencia y de fuerza con variables de trabajos físicos. A su vez, debían cumplir tareas elaboradas por los kinesiólogos para prevenir lesiones”, agregó.

Lo cierto es que el fin de este plan es que al regresar a los entrenamientos todos los futbolistas estén en condiciones de realizar, sin inconvenientes, el cronograma de trabajos diseñado por Somma y compañía. “La primer semana de trabajo, que constará de seis días, será de adaptación. Durante ese tramo prepararemos al jugador para la etapa más fuerte de la pretemporada. Serán trabajos de fortalecimiento, algo fundamental para poder avanzar con la puesta a punto en Perico”, sentenció.

Ya en la localidad jujeña se intensificarán las tareas físicas y se realizarán tareas integradas entre físico y fútbol. “Allí vamos a llevar adelante jornadas en doble turno para ir adaptsndo al equipo al torneo”, destacó Somma. Por eso, pese a que están de vacaciones, en La Ciudadela ya comenzaron a calentar motores.

Comentarios