Con su última sinfonía, Beethoven se convirtió en el compositor más popular - LA GACETA Tucumán

Con su última sinfonía, Beethoven se convirtió en el compositor más popular

Exhibiciones, conciertos y muestras dan inicio a un año cargado de homenajes y conmemoraciones al músico alemán, a 250 años de su nacimiento. Influencia en distintas artes.

16 Dic 2019
1

RETRATO DE ANDY WARHOL. El músico causó una gran atracción a artistas de este siglo, en especial. Beethoven, Andy Warhol -1987

El filósofo Slavoj Zizek asegura que la Novena Sinfonía puede ser utilizada por movimientos políticos diametralmente opuestos. Al respecto, recuerda su uso en la Alemania nazi y en la Revolución Cultural China. Zizek resalta como suena, en la película “La Naranja Mecánica”, en una “perversa escena de la fraternidad universal”.

Ludwig van Beethoven nació hace 250 años, y durante los próximos meses su nombre y sus obras protagonizarán el año. No en vano está considerado como el compositor clásico más conocido internacionalmente, y como señala el filósofo, su música no pasa inadvertida incluso a regímenes políticos.

Hoy se cumple el 250° aniversario y todo será una celebración, principalmente en Alemania. Las exhibiciones, conciertos y diferentes conmemoraciones comienzan este mediodía aunque algunas se anticiparon durante el fin de semana.

La exposición central será en el “Bundeskunsthalle”, principal museo de la ciudad; llevará como título “Beethoven-Mundo. Ciudadano. Música” y contará con manuscritos, partituras y retratos del compositor, como así también instrumentos originales.

Sin embargo, la agencia DPA da cuenta que el que será quizá el homenaje más vanguardista al compositor tendrá lugar en abril, en Bonn, donde se interpretará por vez primera una versión de la Sinfonía nº 10 -de la que sólo existen bosquejos- completada íntegramente mediante inteligencia artificial. Se sabe que la inconclusa pieza ha sido un desafío durante décadas para los estudiosos. Un equipo internacional de musicólogos, compositores y programadores informáticos trabaja en Alemania desde hace meses con los bocetos.

Esta semana se realizarán alrededor de 500 conciertos en casas particulares, tal como se acostumbraba en las épocas que vivió el compositor, en grandes y lujosos espacios; en bares, centros de yoga e incluso granjas. Con esta iniciativa se pretende recrear en clave moderna el ambiente de época, cuando la música de carácter no popular se interpretaba y escuchaba mayoritariamente en privado en salones de casas particulares.

En contraposición, para mayo está previsto un megashow con el artista pop británico Robbie Williams y la legendaria banda local Kraftwerk.

En la casa donde vivió el músico habrá una exposición centrada en un célebre retrato realizado por el pintor Joseph Stieler que permitirá tomar contacto con distintos aspectos de su vida en Bonn, apuntó la agencia Efe. Precisamente, en esa ciudad habrá a lo largo de toda la semana inaugural distintas instalaciones artísticas luminosas en los lugares públicos más emblemáticos.

Otro particular cruce ocurrirá en septiembre con la actuación conjunta del pianista clásico chino Lang Lang y el famoso DJ Steve Aoki.

“La diversidad del programa refleja el objetivo del aniversario: hacer que se pueda experimentar a Beethoven en todas sus facetas y dar acceso al mayor número posible de personas,“ explicó Malte Boecker, director artístico de la organización coordinadora.

Pinturas

Beethoven no solo influyó a la música en general. Sus melodías y sinfonías dieron el sonido preciso para las artes visuales o el cine.

En particular fue la Novena, con su “Himno a la alegría”, la que quedará registrada en la historia como la más popular de todos los tiempos.

El carácter y la personalidad del músico fascinaron a numerosos artistas.

En 1902 Gustavo Klimt pintó una de sus obras fundamentales: “El Friso de Beethoven”; allí intenta plasmar una traducción simbólica de la última sinfonía (Max Klinger construirá a los pocos metros una gran escultura). “Música y poesía se funden en el Friso de Beethoven, obra primordial de Gustav Klimt y del Art Nouveau europeo. Fue creado para la XIV Exposición de la Secession vienesa de 1902, organizada en torno a la estatua de Beethoven esculpida por Max Klinger. La muestra se concibió como un lugar sagrado, una especie de templo para un hombre convertido en un Dios, en palabras del crítico Ludwig Hevesi”, indican las agencias alemanas DPA y DW.

Siendo tan popular, no podía estar ajeno al mismo Pop Art. Andy Warhol con sus colores y estilo lo retratará en 1987, poco antes de morir.

Favorita de Alex

En el cine, “La Naranja Mecánica” (1971) de Stanley Kubrick está ambientada con música clásica. Pero la preferida y la que marca momentos claves es la Beethoven.

El segundo movimiento original de la Novena Sinfonía deleita y relaja al protagonista de la historia (Alex), cuando regresa a su casa la misma noche que atacó con sus amigos a un escritor y a su mujer. La Novena reaparece en otros momentos del filme, cuando se le aplica al personaje la cruenta técnica Ludovico (ficticia) y le provoca una reacción violenta.

Comentarios