García Luna, el ministro narco mexicano que ayudó a desatar la ola de violencia

Ex secretario de Seguridad Pública de 2006 a 2012, fue acusado en Estados Unidos de aceptar millones de dólares en sobornos del Cartel de Sinaloa. Está preso en ese país, a la espera de un juicio.

PODEROSO. García Luna tuvo un rol activo en diferentes gestiones de gobierno de México. FOTO TOMADA DE SOPITAS.COM PODEROSO. García Luna tuvo un rol activo en diferentes gestiones de gobierno de México. FOTO TOMADA DE SOPITAS.COM
11 Diciembre 2019

México pediría a Estados Unidos la extradición de Genaro García Luna, un hombre clave en la estrategia de seguridad hace más de una década cuando México lanzó una guerra contra el narcotráfico que disparó desde entonces la violencia en el país.

García Luna, secretario de Seguridad Pública del expresidente Felipe Calderón (2006-2012), fue acusado en Estados Unidos de aceptar millones de dólares en sobornos del Cartel de Sinaloa. Se espera que su caso sea llevado en una corte de Brooklyn, donde un jurado condenó a cadena perpetua a Joaquín "El Chapo" Guzmán, ex jefe de la organización.

La Fiscalía General de la República (FGR) de México dijo que está integrando un expediente en contra del exfuncionario por delitos de conspiración para traficar cocaína, declaraciones falsas, cohecho, coparticipación en diversos delitos contra la salud y delincuencia organizada, entre otros.

Hasta el momento, no se sabía que la FGR estuviera trabajando en un expediente sobre García Luna.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, dijo el miércoles que el exfuncionario no ha aceptado asistencia consular, mientras que el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que su gobierno colaborará "en todo lo que podamos".

"Va a ser la justicia la encargada de resolver este asunto", dijo el mandatario, conocido como AMLO.

Según documentos de la Corte estadounidense, el Cártel de Sinaloa sobornó a García Luna durante su tiempo en el gobierno para pasar drogas a través de la frontera de forma segura y obtener información sobre cárteles rivales y sus actividades y que mintió sobre sus actividades para el cártel cuando solicitó la naturalización en Estados Unidos en 2018.

El hombre fuerte

Antes de sus funciones en el gobierno de Calderón, García Luna estuvo a cargo de la Agencia Federal de Investigación (AFI) de 2001 a 2005, durante la administración del entonces presidente Vicente Fox.

Justo al inicio del mandato Fox, "El Chapo" Guzmán escapó por primera vez de prisión en 2001 y estuvo prófugo durante ese sexenio y el de Calderón, mientras que García Luna estuvo en funciones de seguridad.

El capo del narcotráfico fue recapturado en febrero del 2014 y finalmente enviado a Estados Unidos en enero del 2017.

Tras la detención de García Luna se han alzado voces cuestionando si efectivamente Calderón, quien desató una violenta guerra contra el narcotráfico desde el arranque de su gobierno que dejó más de 100.000 muertos, desconocía los nexos de su hombre fuerte con el Cártel de Sinaloa.

El ex mandatario salió al paso de los cuestionamientos y en una carta pública divulgada la noche del martes dijo que "desconocía por completo los hechos que se le imputan" y pidió esperar que se realice el juicio en Estados Unidos.

Pese a no haber participado en ella, la captura de García Luna sería una bocanada de aire fresco para López Obrador, quien ha enfrentado difíciles momentos relacionados con la incesante violencia, uno de ellos con un hijo de "El Chapo" Guzmán.

En octubre, su gobierno decidió liberar a Ovidio Guzmán horas después de haberlo capturado y tras una intensa movilización y detonaciones de armas de grueso calibre que sumieron en el miedo a Culiacán, sede del Cártel de Sinaloa.

Unas semanas después nueve miembros, incluyendo varios niños, de una comunidad mormona estadounidense asentada en el norte de México murieron tras ser atacados por hombres armados, en un hecho que despertó la indignación dentro y fuera del país.

"Esta ha sido una muy necesaria buena semana para AMLO porque, después de una serie de masacres y críticas a sus políticas de seguridad, ahora tiene dos victorias", dijo Gladys McCormick, analista de seguridad de la Universidad Syracuse en Nueva York.

Citó la "la probable aprobación del TMEC y ahora el arresto de un alto funcionario del gobierno por corrupción".

Ayer, Canadá, Estados Unidos y México firmaron modificaciones al pacto comercial regional, el TMEC, acercándose un poco más a su puesta en marcha, que el mandatario mexicano ve como una puerta de entrada para deseadas inversiones que empujen la débil economía local.

AMLO ha defendido su estrategia de "abrazos no balazos" para enfrentar al crimen organizado, pese a las críticas de opositores y ha limitado el uso de la fuerza aunque los niveles de inseguridad y violencia apuntan a cerrar el 2019 como uno de los años más violentos de los que se tenga registro reciente. (REUTERS)

Comentarios