Recomiendan que los productores aumenten el uso de las rotaciones con gramíneas

La humedad del suelo aún es baja, pero la campaña de granos ya está lanzada. Chequeos a la semilla.

07 Dic 2019
1

DATO POSITIVO. Devani consideró que los productores mejoraron mucho el tema de las rotaciones; según detalló, en promedio, estas alcanzan de un 33% a un 35 %, con picos del 50% en algunos campos ubicados más hacia el este.

Aunque muchos ya lo vienen haciendo, año tras año, para esta campaña los productores de granos deben manejar sus sistemas productivos de la manera más eficiente y sustentable posible. Y, en este sentido, resulta fundamental fortalecer el uso de las rotaciones con gramíneas. Así lo consideró el coordinador del programa Granos de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc), Mario Devani.

“Ya estamos en fecha óptima de siembra de soja para realizar esta labor. Algunos productores ya sembraron; pero la humedad del suelo aún está por debajo de lo recomendado: hasta el último día del mes pasado había llovido de 100 mm a 110 mm; lotes cercanos al pedemonte podrían haber recibido unos 20 mm a 30 mm más, pero, en general, se registró una baja pluviometría en el este”, indicó el especialista. Más allá de esta situación, indicó que ya está lloviendo, y la campaña ya está lanzada. Pero recomendó: “antes de sembrar es importante tener en cuenta la humedad del suelo; y si se decide sembrar, previamente se deben haber realizado los barbechos correspondientes de manera adecuada”.

Devani explicó que cuando habla de “buen barbecho” se refiere a que se debe haber realizado un graminicida una sola vez durante la campaña. “Debemos usar eficientemente los preemergentes, ya sea usando este herbicida antes de que aparezcan las malezas resistentes o usar primero el graminicida y después el preemergente. Hay muchos y variados productos, como así también buenas posibilidades de manejo. Si vemos algo irregular -o algo se escapó después de realizados los barbechos- debemos usar algún quemante para evitar problemas”, advirtió. Y precisó: “básicamente debemos mirar si hay atacos resistentes, borrelia o graminaeas resistentes”.

Control de calidad

Señaló, además, que antes de sembrar el productor debe haber realizado un adecuado chequeo de la calidad de la semilla, para conocer su poder germinativo y su vigor. “Se debe curar la semilla con fungicida -y/o con insecticida, si fuera necesario-, cuando tenemos historia con picudo o helicoverpa”, añadió. Y ahora que los suelos no están cargados, recomendó sembrar soja con materiales de grupos intermedios largos o mezclando con cortos, pero estables. “En los lotes del este tucumano la mejor fecha se dará dentro de unos días”, dijo.

Devani consideró que, en general, los productores mejoraron mucho el tema de las rotaciones. Y precisó que, en promedio, estas alcanzan de un 33% a un 35 %, con picos del 50% en algunos campos ubicados más hacia el este. “Deberíamos llegar a ese número en un futuro cercano”, recomendó.

También destacó que el productor bajó un poco el ciclo de madurez de la soja. Dijo que si bien esto implica asumir algún riesgo adicional, permite que se salga más temprano del ciclo de verano y que se pueda sembrar un cultivo invernal de renta o de cobertura o servicio, que trae muchas ventajas. “Nos permite realizar barbechos más fáciles de hacer, debido a que se sale del invierno con un suelo más limpio”, explicó.

Avisó que resulta importante que se tenga en cuenta -y dijo que muchos productores ya lo están haciendo- empezar a manejar el sistema productivo por ambiente, porque de esa manera mejoran bastante los rendimientos promedios que se vienen dando durante cierto lapso de tiempo. “En este sentido, tenemos una franja para trabajar, para que, con un manejo especial y diferencial, en cada lote el productor mejore sus rendimientos, en particular, y los rindes a nivel provincial y regional, en general”, puntualizó.

Comentarios