Colegios privados: aumenta 10% la última cuota del año y se incrementa la matrícula

Desesperación de los padres. Algunos habían pagado la inscripción y ahora deben abonar la diferencia. Piden la emergencia educativa.

07 Dic 2019 Por Magena Valentié
1

COLEGIOS PRIVADOS, CADA VEZ MÁS CAROS. Tienen dificultades para pagar los sueldos a los docentes.

En el país donde la educación es gratuita, los padres que han optado por una enseñanza que consideran mejor o diferente para sus hijos no saben cómo pagar la última cuota del año. A principio de año firman un contrato donde se comprometen a pagar 10 cuotas. Pero en el medio, ya les han subido tres veces, en marzo (24,55%), en julio (9,5%), en octubre (8,1%) y ahora, en diciembre, 10%, lo que suma un aumento acumulado de 52,15%. Esto sin duda es un golpe más al bolsillo de los padres, cuyos sueldos han quedado en total desventaja con el costo de vida.

El Ministerio de Educación todavía no ha confirmado el aumento del 10%, pero ayer los padres recibieron las circulares de los colegios en las que los pusieron en aviso de la normativa n° 480/19 de la Dirección Pública de Educación de Gestión Privada. La oficina de prensa del Ministerio de Educación dijo ayer que todavía no había ningún instrumento administrativo. Algunos colegios emplazaron hasta el 20 de este mes para el pago de la matrícula para reservar el asiento para el año que viene.

Una mamá desesperada cuenta que previendo que se venían los aumentos, pagó el 100% de la matrícula por adelantado. Pero ahora le dicen que deberá abonar la diferencia. “¡Pero si ya pagué! Es lo mismo que si después de comprar un televisor me vinieran a cobrar la diferencia porque aumentó”, se indigna, pero no quiere dar su nombre por miedo a que se desquiten con su hijo.

Del otro lado del mostrador, la realidad también es dura. Ayer, se reunieron la Asociación de Instituciones Privadas Educativas de Tucumán (Asipet), el Consejo de Educación Católica (Consudec) y Sadop (sindicato de docentes privados) para firmar una declaración de “Emergencia de la educación privada en Tucumán”. Argumentan que “la educación pública de gestión privada cumple un destacado rol, con más de 100.000 alumnos y 10.000 trabajadores, que representa un tercio de la educación de Tucumán”. Recuerdan que “es responsabilidad del Estado asegurar la educación y el efectivo acceso a los derechos de enseñar y aprender”. Acotan que “el Estado no podría brindar educación para todos sin el aporte de la parte privada”.

Señalan que la educación privada está en “una profunda crisis que viene de larga data”. Que “la inestabilidad económica del país viene agudizando la situación, con riesgo real e inmediato de hacer imposible la subsistencia”. Por tal razón, “y antes la falta de respuesta en tiempo y forma del Ministerio de Educación a múltiples requerimientos” solicitan a los poderes Ejecutivo y Legislativo la declaración de la emergencia educativa. Los firmantes, María de los Ángeles Sfriso, Daniel Nacuse, Teresa de Hernández y otros se constituyen como mesa multisectorial para buscar soluciones.

“La realidad de los colegios privados es heterogénea”, explica el secretario general de Sadop, Bernardo Beltrán: “algunos no tienen mayor conflicto, pero otros padecen dificultades para pagar los sueldos. Algunos ya están presentando lo que se llama crisis preventiva de empresa para no cumplir con cierta legislación laboral, para poder pagar sueldos. Y tenemos miedo de que algunos puedan cerrar. Por otro lado muchos colegios tienen personal en negro, están pagando en forma tardía porque el aporte estatal sale recién el 11 y otros tienen problemas con la AFIP. Para nosotros como gremio es una situación incómoda, porque sabemos que no es que no tengan voluntad de cumplir, sino que realmente no pueden. Hay muchos colegios que no reciben aportes del Estado o los que tienen están desactualizados y la diferencia la tiene que pagar el colegio”, resume.

Comentarios