Casi matan a golpes a un sospechoso de robo

“Si no nos devuelve la moto lo vamos a buscar para matarlo”, habían dicho.

06 Dic 2019 Por Gustavo Rodríguez
1

Acceso a la Guardia del hospital Padilla ARCHIVO LA GACETA / FOTO DE ANALÍA JARAMILLO

Tres hombres fueron acusados de tentativa de homicidio por haber agredido y dejado abandonado a un supuesto ladrón de 22 años. El hecho generó polémica en Yerba Buena, donde se registró el hecho.

El domingo por la mañana, personal de la comisaría de esa ciudad recibió una comunicación de la guardia del Hospital Padilla informando que al centro asistencial había ingresado Juan Pedro “Huevo” Robles, de 22 años, con serias lesiones en la cabeza y que se encontraba en grave estado. Los policías, al mando del comisario Carlos Daniel Ruiz, averiguaron que el herido había sido llevado al Ramón Carrillo y de allí derivado por la gravedad de sus heridas.

Los pesquisas establecieron que “Huevo” había sido encontrado tirado en la esquina de Boulevard 9 de Julio y Güemes pasadaa las 7. Después se entrevistaron con María Florencia Robles, hermana de la víctima, quien les dio los primeros indicios de lo que podría haber sucedido. Declaró que tres jóvenes se habían presentado en su casa el domingo a la madrugada buscando a su hermano porque, supuestamente había sustraído una motocicleta de un domicilio ubicado en Pasaje Santa Cruz al 500.

La hermana de Robles también aclaró que los sospechosos le habían dejado un mensaje: “si no nos devuelve la moto lo vamos a buscar para matarlo”, según consta en la declaración que realizó María Florencia en la comisaría de Yerba Buena. Los policías confirmaron que “Huevo” fue detenido en varias oportunidades por delitos contra la propiedad.

Los uniformados revisaron el libro de guardia y se dieron que a las 6 de la mañana, José Agustín Alcaraz denunció que le habían robado la motocicleta Motomel 100 del patio de la casa de sus amigos. En la exposición que realizó en la comisaría acusó del  robo a “Huevo”. Dos horas después, el sospechoso fue encontrado gravemente herido.

Los policías se presentaron ante la Justicia con todas las actuaciones. Por pedido de la fiscala Mariana Rivadeneira y con el aval del juez Francisco Pisa, los uniformados detuvieron a Juan José y a su hermano José Luis Rodríguez y a Alcaraz por tentativa de homicidio.

La teoría de la Justicia es que los tres arrestados, después de haber denunciado el hecho en la comisaría, fueron a buscar al sospechoso del robo. Cuando lo encontraron, le propinaron una feroz golpiza dejándolo en grave estado.

“Aquí nadie le va a decir nada. Sólo que al chico ese lo encontraron tirado en el suelo. Estuvo mucho tiempo tirado en la calle y nadie le dio bolilla porque se lo conoce qué tipo de persona es”, explicó la vecina María Laura García. “Debe ser que alguien se apiadó o que no lo conocía bien y terminó llamando a una ambulancia”, relató.

Juan Carlos Décima, allegado a los detenidos, señaló: “son buena gente. Sufrieron un delito y ahora están detrás de las rejas. Quizás se pasaron de mano. Hay que estar en el lugar de ellos. Son changos laburantes que trabajan para poder llevar una vida normal. Y por culpa de un chango que anda en el mal camino, terminaron detenidos”.

Los vecinos del lugar donde se encontró al herido señalaron que no observaron nada, pero sí sintieron gritos de lo que parecía una pelea. “Aquí nadie se quiere meter en este tipo de problemas. La situación está muy tensa”, explicó Marcos, que pidió que no se publicara su apellido.

Comentarios