Beatriz Ávila: “nos fuimos tres, pero no tengo dudas de que se irán más”

La diputada dijo que Macri es verticalista y que no acepta disidencias.

06 Dic 2019 Por Juan Manuel Asis

- ¿Esperaba tamaña reacción por la decisión de integrar un interbloque y que el propio Macri saliera a pedir su renuncia? 

- Para nada. Me sorprendió sobre todo que Macri se involucrara en este tema de la manera en que lo hizo y que hable de traición cuando, ya lo dije, él fue quien traicionó la esperanza de millones de argentinos que le creímos. No me imaginaba la repercusión que tuvo. Nunca pensé que Macri se involucrara en este tema, con un nivel de odio y de ensañamiento sin permitir el disenso entre los políticos.

La diputada nacional Beatriz Ávila (PJS) se convirtió esta semana en foco central de la política nacional al decidir no seguir en Juntos por el Cambio en la Cámara Baja e integrar el interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, que preside José Luis Ramón. Fue duramente atacada y hasta amenazada -denuncio- desde el oficialismo e, incluso, el propio presidente, Mauricio Macri, llegó a pedirle que renunciara a su banca por Twitter.

La esposa del intendente, Germán Alfaro, refirió ayer a LA GACETA las causas de su alejamiento de Juntos por el Cambio y a la sorpresa que le generó el nivel de “ensañamiento” en su contra -según enfatizó- por parte de “los trolls de Marcos Peña”. En el diálogo mostró una especial preocupación por subrayar que jamás fue del PRO y que no abandonó la coalición para irse al kirchnerismo, “como se quiere hacer creer”. “Soy opositora a (Juan) Manzur en Tucumán y al kirchnerismo en el ámbito nacional”, remarcó.

- ¿Cómo fue germinando esta ruptura en la Cámara Baja?, ¿cuál fue el detonante?

- Pertenezco, y no reniego de mis orígenes, al peronismo, pero me fui del “pejotismo” tucumano con muchas diferencias con (José) Alperovich y Manzur y conformamos el Partido por la Justicia Social. Integramos con el PJS una coalición cuando fui candidata a diputada nacional. En las PASO perdimos tres a uno, y luego fue el PJS, con (Alfaro), el que se puso la campaña al hombro y pudimos revertir y conseguir mi banca. Cuando ingresé solicité mantener mi identidad partidaria. Me respetaron, y el interbloque quedó conformado por radicales, Coalición Cívica, PRO y el PJS. En esta segunda etapa, con nuevos diputados y tras el fracaso electoral de Macri, es normal que se retoque la conformación política. Ahí planteé diferencias y un pedido de mayor participación de las provincias. Pero vimos que todo se centralizaba en el PRO, y en el puerto. Me dijeron que no podía que seguir como PJS y que debía integrarme al PRO. A nadie se le puede negar la identidad personal y partidaria; no lo acepté. Tampoco muchos aceptaron que el presidente sea puesto a dedo y no por una decisión democrática de todos los diputados. Al no suceder, varios empezamos a armar este nuevo espacio político. Se opusieron y lo que ellos supieron criticar, es lo que están haciendo, siendo verticalistas y no aceptando la disidencia ni la voz de los diputados del interior. Promueven que todo sea como ellos digan.

En este punto, la parlamentaria señaló que no se sintió identificada con el espacio. “El 10 de diciembre comienza una nueva etapa; la gente eligió para que no haya más grieta, y lo que veo es que tanto Juntos por el Cambio como el kirchnerismo continúan en esa tónica. Hay un grupo de diputados que apuestan a una tercera vía, a dejar las diferencias porque primero están la Argentina, las provincias, los municipios y el bienestar de todos, en un contexto económico, social y político muy difícil. Desde este interbloque, Unidad Federal para el Desarrollo, veo que podemos avanzar en esa línea. Somos un bloque opositor. No es como se quiso hacer creer que nos íbamos del PRO y nos sumábamos al kirchnerismo; no tenemos nada que ver con el kirchnerismo. Somos un interbloque formado por partidos provinciales, presidido por un mendocino, donde yo soy la vicepresidenta. Hay de Buenos Aires, Misiones, y se van a incorporar nuevos diputados”, vaticinó.

Sin contención

“A mí no contuvieron dentro del espacio”, dijo la diputada e insistió: “no soy PRO, jamás lo fui ni lo seré. No soy kirchnerista. Que se queden tranquilos los tucumanos, mi lealtad es con ellos y mis convicciones siguen siendo las mismas. Soy opositora en la provincia, que creo que podría estar mucho mejor. También aquí queremos evitar el concepto de grieta”.

Indicó que Alfaro, desde el PJS fue crítico del espacio nacional, apuntando que no había que alejarse de la gente y presionarla. “Y vimos el fracaso de un Gobierno que pierde la presidencia -prosiguió-, que no supieron o no quisieron escuchar. En esa misma tónica siguen hoy. Si no tenemos la valentía de hacer una autocrítica, es difícil que podamos cambiar. Yo no perdí mis convicciones como quieren hacer creer para confundir a la gente. Y así como soy opositora a Manzur también voy a ser opositora al kirchnerismo. Y si hay propuestas que creemos que van a hacerles bien a los argentinos, vamos a acompañar; y si vemos que se pueda perjudicar al país o a Tucumán, escucharán mi voz crítica”, sostuvo.

- ¿Cómo fueron estos últimos días,?

- Tensos, intensos, movidos. De mucha charla. Pero no esperaba este nivel de ensañamiento. En absoluto. Uno que viene de política hace tiempo y que tiene el cuero duro. Yo estaba convencida de que había que hacer lo mejor para los tucumanos; por eso se pueden quedar tranquilos. Pero el hostigamiento de los trolls de Cambiemos hacia mi persona, lo de publicar mi teléfono en las redes fue tremendo. Tengo cientos de amenazas, hasta de amenazas de muerte contra mis hijos. Criticaban las prácticas que ellos ahora usan. Por esta conducta terrible hacia mí y hacia mis compañeros diputados voy a presentar un pedido de informes para saber quién está detrás y quién les paga para hacer este tipo de tareas.

- ¿Cuál fue el principal fracaso de Macri?

- Sin lugar a dudas subestimó la cuestión económica y a la política. Creer que sólo las redes, los spots con frases rimbombantes y sin tener el contacto con la gente, le hizo mucho mal. Cuando había dirigentes, como Monzó o Frigerio, que querían apostar a sumar y a que se amplíe el espacio, optó por encerrarse más, lo que lo alejó de la realidad. Eso de decir “los escuché” hasta hoy sigue sin suceder, porque no escucha a los que piensan diferente. Yo creía en él, tenía expectativas, creía que nos iba a escuchar de verdad y me doy cuenta que no lo hizo. Se rodeó de personas que le llevaban una realidad distinta. Como todo Gobierno tiene cosas positivas, como el combate al narcotráfico, el atacar la corrupción, la transparencia. Deja cosas, pero le faltó política. Muchos queríamos aportar, pero no nos atendió. Jamás tuve una audiencia con Macri, o con Marcos Peña, que era sus ojos. Jamás nos recibió, a lo sumo nos cruzamos en los pasillos. Nosotros apostamos a él, pero lamentablemente no cumplió. Incluso, cuando Germán ganó ni siquiera tuvieron la delicadeza de llamarlo”.

Finalmente, Ávila señaló que otro de los errores de Macri “fue ser absolutamente centralista y de no dar participación al interior”. “Ahora nos fuimos tres, pero no tengo dudas de que esto va a continuar; más se irán. Muchos piensan como yo pero no se animan a decirlo, porque los están apretando, los amordazan, les dicen que si sacan los pies del plato, los echan”.

“Traidor es usted”

Carambia le replicó a Macri

El intendente de la ciudad santacruceña de Las Heras, José María Carambia, respondió a las críticas de Macri a los tres diputados nacionales que integraron un nuevo bloque parlamentario. “El verdadero traidor es usted que no cumplió una sola promesa de campaña. Además le recuerdo que la banca que ocupa mi hermano (Antonio Carambia) es del partido Moveré y no del PRO”, escribió el jefe comunal en Twitter. Consideró que la banca a la que su hermano Antonio accedió en 2017 por una alianza que el partido Movimiento Vecinal Renovador que fundaron en Las Heras, articuló con la alianza Cambiemos, Unión para Vivir Mejor en  Santa Cruz, con el senador radical Eduardo Costa como su principal referente, pertenece a ese partido vecinal y no al PRO.     “Por algo en mi ciudad usted obtuvo sólo el 20% de los votos, mientras que a nosotros nos acompañó el 60% del electorado”, le respondió. Para Carambia, “este nuevo bloque será para una mejor construcción democrática, buscando salir de la grieta que usted y todo su ejército de trolls propone día a día”. “La banca es del pueblo de Santa Cruz y no de usted”, concluyó.

Comentarios