El PE intercede con subsidios para evitar despidos y paros de ómnibus

“Agradecemos a las partes por la seriedad con la que trataron este conflicto, evitando huelgas y despidos”, expresaron desde la Secretaría de Trabajo.

03 Dic 2019
1

ACUERDO. Galván, al centro, rubrica el acuerdo rodeado por el sindicalista González y los empresarios Berretta y Orell secretaría de estado de comunicación pública

“Una preocupación menos para todos”, decía Andrés Galván, secretario de Trabajo de la Provincia, rodeado de representantes del sindicato de choferes de colectivos y de empresarios del transporte, cuando las partes firmaron un acta en la que daban por finalizado el conflicto por los 150 despidos: ningún empleado del sector perderá su fuente de trabajo.

El acuerdo entre los dirigentes de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat) y de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) se produjo gracias a las gestiones del Gobierno provincial, que se comprometió a gestionar un adelanto de subsidios provinciales por $ 170 millones, ajustar la tarifa en las líneas interurbanas (publicó el nuevo esquema ayer por la tarde) y solicitó por escrito que la Capital iguale el boleto mínimo urbano con el de las líneas metropolitanas.

“Agradecemos a las partes por la seriedad con la que trataron este conflicto, evitando huelgas y despidos”, expresó Galván, en la sede de la Secretaría de Trabajo, en Crisóstomo Álvarez 158.

Jorge Berretta, vicepresidente de Aetat, destacó el compromiso de la Provincia para sortear la crisis por despidos. “Una vez más el sector empresario muestra mediante los hechos la voluntad de solucionar los conflictos. Se ha tomado el compromiso de la Provincia de un subsidio adicional retornable de $ 170 millones para enfrentar los problemas urgentes. Además, la Provincia asumió el compromiso urgente de recomponer la tarifa en el ámbito que le compete y gestionar la adhesión a ese ajuste en el Concejo de la capital”, detalló Berretta. Los miembros de Aetat consideraron que las medidas que instrumenta la Provincia implican soluciones de coyuntura, a la espera de conocer la política de transporte que asumirá el gobierno de Alberto Fernández, que inicia su gestión el 10 de diciembre. “Lógicamente que la situación de crisis no termina, pero debemos destacar la tarea del gobernador y de los ministros. Pedimos encarecidamente al intendente (Germán Alfaro), que acompañe y sea parte de estas soluciones. Garantizamos el transporte y el empleo a los trabajadores, más no podemos hacer”, completó Berretta.

Rodeado por el cuerpo de delegados de UTA, César González celebró el acuerdo: “hoy -por ayer- se cumplen 60 días desde los despidos de 150 compañeros. Gracias a Dios se logró el objetivo que teníamos, la reincorporación de todos los compañeros. Han sido meses duros”.

En Casa de Gobierno, el secretario de Transporte de la Provincia, Benjamín Nieva, explicó la intervención del Poder Ejecutivo para destrabar el conflicto. “Fue un gran esfuerzo de la Provincia, de Juan Manzur y de Osvaldo Jaldo, de otorgar un subsidio extraordinario de $ 170 millones. Este esfuerzo se suma al que realiza la Provincia, porque desde enero el Gobierno nacional de los $ 2.000 millones que remitía anualmente, lo recortó de forma abismal para girar $ 560 millones al año. Como consecuencia de esto, la Provincia sancionó una ley de emergencia, por la que asistimos a la actividad con $ 130 millones mensuales. Esta situación crítica se repite en todas las provincias”, explicó el funcionario. Y agregó: “la gestión nacional en transporte ha sido nefasta”.

Comentarios