“El Comando Atila quería matar a Ale”, dijo Jerez

02 Dic 2019
1

PROTAGONISTAS. Los fiscales Esteban Jerez y Gustavo Estofán investigaron el caso.

“Nunca hubo misterios. El Comando Atila quiso matar a (Ángel) ‘Mono’ Ale y no a (Juan Andrés) Salinas”, explicó el fiscal Esteban Jerez que, junto a su par Gustavo Estofán, llevaron adelante la causa hasta que fueron recusados por los defensores de los acusados. 

- ¿Qué opinión tiene de ese grupo parapolicial?

- Los tucumanos tenían al Comando Atila como un grupo moralizador. Pero en realidad era un comando que actuaba totalmente fuera de la Ley. Al “Malevo” (Mario Oscar) Ferreyra, por ejemplo, se lo imputó por el triple homicidio de Laguna de Robles. Durante la intervención de (Julio César) “Chiche” Aráoz le dieron cierto poder y después se transformaron en incontrolables. Eran como intocables.

- Pero había diferencias entre el Comando Atila y los Ale...

- Me parece que había una especie de competencia con los Ale. Estos últimos estaban creciendo mucho.

- ¿Cómo fue investigar ese caso?

- Cuando me hice cargo de la investigación me encontré con un caso que estaba resuelto por los policías. Pero después me di cuenta de que eran los mismos que estaban involucrados en el hecho. En realidad, esa era otra de las características del Comando Atila, desviar la investigación para el lado de que les convenía. Eran especialistas en presentar “verdura”. Teníamos que tener mucho cuidado. Ellos acusaron de lleno al “Mono” Ale, pero en realidad había sido víctima de una tentativa de homicidio.

- ¿Cómo hizo para llevar adelante la pesquisa?

- Me encontré con el comisario Marcial Escobar. Se presentó un día en mi oficina y me dijo que lo convocara a investigar la causa, que él me ayudaría. Desconfié al principio, pero él tenía razón. Era un gran investigador. Fue pasado a retiro por haber investigado el caso en el que estaba involucrado “Piki” Orellana. El poder se lo llevó puesto.

- ¿Cuál fue el hito de la investigación?

- Haber encontrado una de las armas utilizadas en el ataque a Salinas. Lo más grave es que estaba en poder de la Policía. Eso fue suficiente para seguir avanzando contra los policías.

- ¿Qué significó apuntar a los integrantes del Comando Atila?

- Y fue un escándalo porque habíamos solicitado la prisión preventiva a personas pesadas, que tenían mucha historia dentro de la policía.

- ¿Hubo una cuestión de drogas en el caso?

- Se habló mucho, pero al final no logramos probar nada de eso. Sí confirmamos que el “Mono” había copado el destacamento de El Cadillal para liberar a un amigo que había sido detenido. El jefe de esa dependencia era “Tono” Pereyra. Fue una provocación muy fuerte y ellos querían vengarse de esa situación.

- ¿Por qué Salinas mantuvo una reunión con el “Mono” Ale?

- Nuestra hipótesis sostenía que Salinas se había encontrado con el “Mono” para avisarle que lo querían matar los del Comando Atila.

- Pero los únicos que terminaron enjuiciados fueron los ale...

- En realidad a los Ale también se les dictó la prisión preventiva para garantizar la paz en la provincia. Otro hubiera sido el panorama si se los dejaba en libertad. Llegaron al juicio, pero con un polémico fallo terminaron siendo absueltos. Fue triste esa resolución y mucho más que el caso quedó impune.

Comentarios