Atlético, el primer huésped de un “hotel” cinco estrellas

El plantel “decano” se prepara para visitar a Estudiantes en su nuevo estadio con todo lo que ello significa: ser parte de una fiesta que quieren aguar, un césped desconocido y un lujo que podrán disfrutar aún de visita.

VISTA AL PALCO. El estadio UNO, observado desde las plateas y mirando a los palcos que tendrá. Un verdadero lujo no sólo para el país, sino para Sudamérica, que se inaugurará en un partido ante Atlético. prensa estudiantes VISTA AL PALCO. El estadio UNO, observado desde las plateas y mirando a los palcos que tendrá. Un verdadero lujo no sólo para el país, sino para Sudamérica, que se inaugurará en un partido ante Atlético. prensa estudiantes
29 Noviembre 2019

El check in -como suele suceder en los hoteles- será alrededor de las 15. A esa hora, el plantel de Atlético hará su entrada a “UNO - Jorge Luis Hirschi”, el nuevo estadio de Estudiantes emplazado sobre el mismo terreno donde se encontraba el anterior, en la intersección de calles 1 (la que le da parte de su nombre) y 57. Su habitación será la segunda más importante del establecimiento: un vestuario de 480 metros cuadrados adaptable. No pasará la noche allí, será algo así como lo que los hoteleros llaman: un day use. Es decir, la utilización del cuarto más el disfrute de todas las facilidades que ofrecen, por espacio de unas horas. Para su suerte, será el primer huésped en hacerlo y sus jugadores ya se preparan para eso.

“Sabíamos antes de jugar con San Lorenzo, que el partido más difícil iba a ser este de Estudiantes. Están con todo el tema de la inauguración y van a querer hacer la fiesta completa con el partido”, advierte Marcelo Ortiz, defensor titular del equipo.

VISITA OFICIAL. “Chiqui” Tapia en UNO, junto a Verón y la estatua de Bilardo. VISITA OFICIAL. “Chiqui” Tapia en UNO, junto a Verón y la estatua de Bilardo.

Claro, la inauguración de un lugar como ese merece un festejo, como dice Ortiz, y de varios tipos. El primero fue el protocolar, hace un par de semanas. Citados los hinchas allí, presenciaron la inauguración institucional del “UNO - Jorge Luis Hirschi”. El segundo es el futbolístico, aunque aquí no tienen asegurada la celebración. Su primer huésped puede evitarla.

“Nosotros vamos a jugar un partido como cualquier otro y trataremos de mantenernos al margen de la fiesta de Estudiantes”, anticipó Cristian Lucchetti. El arquero, como el resto de sus compañeros, intentará que la fiesta termine con una lamentable derrota para el dueño del hotel. Sin que eso signifique no reconocer la magnitud del evento, claro. “Hay que felicitarlos. Han hecho un estadio increíble y es muy meritorio, sobre todo por cómo está la situación económica en el país”, reconoció el arquero. “Que hayan podido terminarlo habla de un esfuerzo enorme. Además tiene una tecnología única”, agrega el “Laucha”, bastante interiorizado.

Esa tecnología permite calificarlo como el primer estadio ecosustentable del mundo, a partir de la instalación de un sistema fotovoltaico. Tiene una certificación ambiental que así lo acredita. También le permite ser el primero en el país en ser 100% digital y tener conectividad WiFi y 4G en todos sus rincones. No habrá problemas entonces para que los “Decanos” se citen por teléfono con los anfitriones a las 17.35.

DESDE ADENTRO. Uno de los palcos, con aire acondicionado y un televisor. DESDE ADENTRO. Uno de los palcos, con aire acondicionado y un televisor.

Allí, aprovecharán la amenitie más importante de todas: el campo de juego. Se trata de un césped especialmente diseñado para el estadio: una malla de 10% sintético y 90% natural. No será algo que pasará desapercibido en los primeros huéspedes de UNO.

“Los botines que usemos ese día (por mañana) los definiremos cuando podamos ver el campo”, explica Jonathan Cabral. Claro, no sólo se trata de un césped que hasta ahora jamás se usó para un partido de fútbol sino que tiene ese pequeño componente sintético que hará que todos tomen sus recaudos para los pies. “Yo suelo usar (botines con tapones) largos porque soy central, pero veremos cuando estemos ahí”, amplía el defensor.

Otro detalle novedoso para los huéspedes primerizos será la relación con el público. Es que el estadio carece de alambrados en su totalidad, una experiencia completamente distinta a la que ofrece el fútbol argentino y sobre todo de avanzada. “Para mí es algo lindo. Es más, ojalá se pueda dar en otros estadios”, cuenta Lucchetti, a quien le tocó jugar partidos en esas condiciones en su paso por Santos de México y los distintos viajes que realizaron.

El arquero confía en el buen comportamiento pero está claro que los 30.018 espectadores (su capacidad máxima) hincharán por el “Pincha”. “Va a estar repleto”, asegura Cabral.

MUY AMPLIO. Los vestuarios tienen todas las comodidades posibles en UNO. MUY AMPLIO. Los vestuarios tienen todas las comodidades posibles en UNO.

Todos ellos gritarán por el local pero Atlético no dejará de ser lo que mencionamos al comienzo: el primer huésped de un hotel que parece cinco estrellas. Y eso hace del partido algo especial. Al menos hasta alrededor de las 22. Hora de hacer el check out.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios