Seguridad presenta su mapa del delito para identificar conflictos

El PE reconoció hasta el 31 de octubre registraron 116 homicidios.

22 Nov 2019
1

EL ANÁLISIS. El ministro Maley presentó el informe ante funcionarios. secretaría de estado de comunicación pública

Entre enero y octubre de este año, en la provincia se cometieron 116 homicidios. De ese número, en el 84% de los casos, los victimarios fueron aprehendidos o fallecieron, reveló un análisis desarrollado por el Ministerio de Seguridad.

La auditoría, realizada por la Secretaría de Seguridad sobre los homicidios y los vectores de violencia, reflejó que del total de las muertes hasta el mes pasado, el 50% se enmarcó en “violencia intravecinal; violencia intrafamiliar y femicidios”. “En todos los hechos, la víctima y el victimario se conocían o compartían alguna relación de cercanía”, indicaron.

A la vez, en el 60% de los hechos se utilizó armas de fuego, mientras que en el 40% restante, las víctimas murieron por heridas de arma blanca, golpes y quemaduras, entre otras. También se registraron armas de fuego en los robos relevados: hubo 362 casos de lesiones por arma de fuego, y se señalaron 188 por arma blanca. En lo que va del año, se secuestraron 441 armas, 50,17% más que el período anual anterior.

El ministro de Seguridad, Claudio Maley, presentó el informe ante ministros y funcionarios de las carteras del Interior; de Educación; de Desarrollo Social; de Salud y el legislador Gerónimo Vargas Aignasse, titular de la Comisión de Seguridad de la Legislatura.

“Esta reunión nos permitió tomar conocimiento estadístico de lo que está ocurriendo en Tucumán. Eso nos va a permitir trazar políticas públicas acertadas, en este caso, trabajando en conjunto con los ministerios”, dijo Vargas Aignasse.

A partir de la sistematización de información, se confeccionó un mapa delictivo “que permite llevar adelante tareas de análisis delictual para comprender y evaluar factores y situaciones”, explicaron en la presentación. Maley destacó que se atiende la problemática en el marco de la Ley de Emergencia en Seguridad. “Desde el Departamento de Inteligencia Criminal se realizó una evaluación de los años anteriores para conocer la situación real de seguridad”, agregó.

El mapa del delito consiste en una georreferencia de los delitos, que se filtran por tipo de crimen y modus operandi, teniendo en cuenta los días, horarios y la modalidad, entre otros detalles.

De acuerdo a las referencias del informe, “el objetivo es reducir los índices de violencia y conflictividad a través de la presencia policial a pie y con mucho diálogo con los vecinos; la mediación en situaciones de conflicto; la información de la situación real de los lugares, y la detección de los problemas de cada barrio”.

Temas

Inseguridad
Comentarios