Fin de la tercera fuga: Rodríguez, al ver a los policías, sólo atinó a levantar las manos

La familia del reo dijo que recibió ayuda para fugarse, pero desde la fuerza lo niegan.

18 Nov 2019 Por Gustavo Rodríguez

Horas después de que la familia denunciara que había recibido colaboración policial para escapar, un equipo de la fuerza de seguridad recapturó a Oscar Delfín Rodríguez, el reo que había declarado como testigo en causas donde se investiga el tráfico de drogas en los penales, y que se escapó de un destacamento policial.

Rodríguez, que cumplía condena de 38 años por homicidio y doble abuso sexual, fue alojado en el Destacamento Falivene, en el sur de la provincia, luego de que el juez federal Daniel Bejas, por pedido del fiscal federal Pablo Camuña, les pidieran a las autoridades que adoptasen todas las medidas necesarias para protegerlo, ya que había realizado denuncias en contra del personal del Servicio Penitenciario. El juez de Ejecución y Sentencias Roberto Guyot ordenó que fuese trasladado a ese lugar.

El miércoles, el reo se escapó de la dependencia. No estaba encerrado en un calabozo, sino que se encontraba en una oficina, puesto que se había peleado con otro preso. “Mi papá no se fugó; le abrieron la puerta para que se fuera”, insistió Milagros, la hija de Rodríguez. “Él se comunicó con un familiar, nos dijo que está vivo y quiere garantías para entregarse”, agregó.

SECUESTRO. Los elementos que tenía el reo en la mochila que llevaba.

Pero no hizo falta que lo hiciera. Luego de su fuga, la Policía conformó un equipo especial para buscarlo. “Personal de las divisiones Búsqueda y Captura de Prófugos, Inteligencia y de las cuatro regionales iniciaron diferentes tareas hasta que lo encontraron”, explicó el jefe de Policía, Manuel Bernachi.

El subcomisario Eduardo Valenzuela recibió la información que podría estar en la zona rural del oeste de la provincia. Rodríguez fue sorprendido cuando transitaba por un camino que une Famaillá con Río Colorado.

Los policías, que estaban vestidos de civil, manejaban información de que había sido visto en ese lugar. Lo ubicaron, lo siguieron y cuando vieron la oportunidad de que no provocaría problemas, lo abordaron poniendo así fin a su tercera fuga en 16 años.

“No ofreció ningún tipo de resistencia ni intentó correr. Se lo buscó hasta en los cementerios de las localidades cercanas, ya que en su último escape había dormido en una de las necrópolis, donde está enterrado su hijo”, informó el jefe de la Unidad Regional Sur, Jorge Díaz. El funcionario contó que en la mochila que llevaba tenía cigarrillos, insulina (sufre de diabetes), blisters de pastillas, dinero, anteojos, celulares, talco y otros productos de higiene.

Polémica

La familia del prófugo le dijo a LA GACETA que Rodríguez se había escapado caminando porque recibió ayuda de los policías del Destacamento Falivene. “Le dieron 15 minutos para que concretar su escape. Él nos enviaba fotos con la ropa que le dieron los policías”, destacó Milagros que luego envió esas imágenes a nuestra redacción.

Bernachi aclaró que desde el miércoles se está investigando la conducta de tres uniformados que prestaban servicios. “Además de denunciar el caso en la Justicia, se inició un trámite administrativo, por lo que fueron puestos en disponibilidad de manera inmediata. Esta gestión no permitirá ningún tipo de inconductas de nuestros hombres”, explicó.

POLÉMICA. Rodríguez se sacó una foto con uniforme policial.

El jefe de Policía dijo que uno de los uniformados investigados sería propietario del uniforme con el que aparece fotografiado. “La Policía se abocó a la búsqueda de esta persona. Se formó un equipo de trabajo integrado por personal de diferentes secciones de la fuerza para atraparlo. Lo conseguimos y ahora la Justicia deberá investigar la responsabilidad que tiene el personal cuestionado”, explicó.

Rodríguez quedó alojado en la comisaría de Simoca con una importante custodia. En las próximas horas será presentado en la fiscalía que conduce Mariana Rivadeneira, que investiga la fuga del reo. “Ahí él contará todos los detalles. Creemos personalmente que lo dejaron escaparse para matarlo porque tiene mucha información para dar”, concluyó el defensor Gustavo Morales.

Comentarios