La enseñanza de la historia y la cultura de Tucumán

18 Nov 2019

La extraña vocación de una buena parte de los tucumanos por transgredir las normas viales, como también las de convivencia, por no cuidar la ciudad, arrojar basura en cualquier lugar, vandalizar los espacios públicos, depredar el patrimonio arquitectónico, ha sido atribuida en ocasiones la falta de educación cívica. Pero es posible que una de las causas sea el notable desconocimiento que tenemos de nuestra historia provincial. En solo un grado del ciclo primario, los niños adquirían conocimientos someros de la geografía y la producción económica de Tucumán, sin embargo, en los otros niveles no se abordan el estudio de la historia y la cultura de nuestra provincia.

En octubre pasado, el ministro provincial de Educación anunció que a partir del próximo ciclo lectivo sería obligatorio el estudio de la historia y la cultura de Tucumán en todas las escuelas y en la totalidad de los niveles educativos. En la ocasión, el funcionario dijo que si bien las escuelas provinciales ya venían implementando proyectos de rescate de la historia local, como “La escuela cuenta su historia”, a través de la conformación de unos 120 museos escolares, la idea debía extenderse a todos los niveles.

El ministro señaló que el programa “Historia y futuro” se pondría en marcha desde el nivel inicial hasta el terciario, incluyendo a Adultos; se trata de una propuesta interdisciplinaria en la que cada escuela, teniendo en cuenta la comunidad a la que pertenece, tendrá la oportunidad de producir saberes que permitan recuperar la historia tucumana, reconocer las distintas tradiciones y promover una noción de cultura e identidad.

La semana pasada, el funcionario se reunió con uno de las autoridades de la Legislatura para analizar un proyecto de ley sobre el dictado de estos contenidos en todos los niveles académicos del ámbito provincial. La iniciativa indica que se incluirá en los diseños curriculares de todos los niveles y modalidades que conforman el sistema educativo provincial, los contenidos necesarios para fortalecer la enseñanza de la historia y las distintas tradiciones culturales de Tucumán. Los contenidos podrán desarrollarse mediante la ampliación de la jornada escolar, la formulación de proyectos institucionales, iniciativas locales articuladas con la comunidad, o cualquier otra metodología que determine la reglamentación. Será el Ministerio de Educación el encargado de instrumentar los acuerdos con el Consejo Federal de Educación para modificar el contenido curricular.

La iniciativa ministerial es, sin duda, un acierto porque permitirá que las nuevas generaciones conozcan el pasado, que debería abarcar también el estudio de nuestros pueblos originarios. Sin duda, un valioso aporte serán las colecciones “Historia de los municipios de Tucumán, siglos XIX y XX” e “Historias temáticas de Tucumán, siglos XIX y XX”, editadas en 2017, así como las numerosas publicaciones de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNT, de la Fundación Lillo y el Conicet. Sin duda, será fundamental en este paso que se dará, la incorporación de estos contenidos en los institutos de formación docente.

Saber de dónde venimos, quiénes fueron los hacedores de nuestra sociedad, nos ayudará a querer esta tierra, a cuidar el patrimonio histórico, a comprometernos con el presente para construir entre todos un Tucumán mejor que nos haga sentir orgullosos de los que somos.

Comentarios