El aumento del nivel del mar, un impacto irreversible del calentamiento

Ciudades enteras van a desaparecer, si se mantiene el actual aumento de la temperatura global. Google Earth presentó una espeluznante simulación, basada en datos reales de Naciones Unidas.

18 Nov 2019 Por Soledad Nucci

Debido al calentamiento global, el nivel del mar está subiendo. Y puede que tarde siglos en recuperar sus marcas anteriores (si es que puede). El destino de las principales ciudades costeras del mundo, como Buenos Aires o Río de Janeiro, depende de lo que la humanidad haga ahora. Y la opción es solo una: hay que reducir, de inmediato, las emisiones de gases de efecto invernadero. Así lo explica Google Earth, que acaba de presentar una espeluznante simulación de lo que nos espera.

Para construir su simulador, el buscador procesó el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), un paraguas de las Naciones Unidas. También se nutrió de datos de la Nasa. Esas investigaciones indican que las masas de hielo de la Antártida y de Groenlandia se vienen derritiendo a un ritmo sin precedentes. Es decir: además de que aumenta el nivel del mar, aumenta más rápido.

La principal causa del derretimiento es el cambio climático. Y éste es producido, a su vez, por la contaminación por carbono provocada por las actividades humanas. Si emitimos tanto carbono como para aumentar en 4 ºC la temperatura media mundial, podríamos provocar que el nivel del mar suba hasta cubrir una superficie donde ahora viven 760 millones de personas. Sin embargo, si conseguimos reducir esas emisiones para que la temperatura no aumente más de 2 ºC -que es el objetivo internacional- “apenas” se verían afectadas 130 millones de personas.

NUEVA YORK. Esta ciudad de los EEUU también se vería afectada.

Cualquiera sea el escenario, está más cerca de lo que creemos. Los más de 100 científicos de 36 países que elaboraron 7.000 artículos académicos plantearon que desde 1901 a 2010, el nivel medio del mar ascendió 19 centímetros. Se estima que para 2065 (en unos cuarenta años) se expanderá de entre 24 y 30 centímetros. Y de 40 a 60 centímetros más para 2100. Es decir, podría subir un metro. Esa cifra representa diez veces más que el aumento registrado en el siglo XX. A más largo plazo (2300), la subida podría superar los cinco metros.

Ese deshielo generalizado hará que se liberen entre 1.460 y 1.600 gigatoneladas de gases de efecto invernadero. Eso equivale a casi el doble del carbono que se encuentra actualmente en la atmósfera.

El fin de una era

Además de Buenos Aires y Río de Janeiro, Google Earth ha puesto otras ciudades en perspectiva, como Londres; Nueva York; Bombai; Shanghái; Lagos o San Francisco. En casi todos los casos, se las puede ver con aumentos de 4 ºC y de 2 ºC. Como fuere, causa pavor observar avenidas enteras, sumergidas. La plataforma del buscador llega después de que, en septiembre último, el comité científico del IPCC divulgara su estudio.

“Todos en el mundo se verán afectados”, dijo en aquella ocasión Michael Meredith, oceanógrafo del British Antarctic Survey y uno de los autores de ese documento. Sus declaraciones fueron reproducidas por la agencia de noticias Reuters. Y se produjeron -también después- de un año en el que millones de jóvenes del planeta, liderados por la sueca Greta Thunberg, de 16 años, exigieran el fin de la era de los combustibles fósiles.

LONDRES. La bella capital inglesa corre riesgo por el calentamiento global.

“El nivel del mar seguirá aumentando. Existe un punto de inflexión del cual no hay vuelta atrás. Lo hemos pasado. El sistema climático global es complejo y se retroalimenta constantemente. Eso significa que no se puede volver al estado original. Los glaciares de la Antártida colapsarán por completo. Y no hay nada que podamos hacer para evitarlo. Aún así, la humanidad debe recortar las emisiones de carbono”, le había dicho a este diario, hace unos días, Amy Austin, la científica argentina que el año pasado obtuvo el Premio Internacional L´Oréal- UNESCO para Mujeres en la Ciencia. Consejera en calentamiento, había planteado la necesidad de infraestructuras de contención agua.

En definitiva, es imparable y se está acelerando. El aumento del nivel del mar se ha disparado por el deshielo en los extremos norte y sur del planeta. El dilema al que se enfrenta esta generación es cuán grande será la hipoteca que le dejará a las siguientes.

Comentarios