Ezequiel Radusky ingresó en Competencia Internacional con "Planta permanente"

El filme "busca abrir una discusión sobre el precio que pagamos cuando entre trabajadores y clase media se pelean".

15 Nov 2019

El realizador tucumano Ezequiel Radusky presentó hoy en la Competencia Internacional del Festival de Cine de Mar del Plata el filme "Planta permanente" que, según el cineasta, "busca abrir una discusión sobre el precio que pagamos cuando entre trabajadores y clase media nos peleamos".

"Planta permanente" discute cuestiones del ámbito laboral en la administración pública y si bien plantea las perspectivas desde el comportamiento de los funcionarios que ejercen el poder, el centro se sitúa en el lado de los trabajadores y cómo las envidias y diferencias entre ellos pueden perjudicarlos y dejarlos sin nada.

A una repartición pública provincial llega una nueva funcionaria con sus promesas de cambio, el problema es que el cambio implicará pérdidas para muchos y dos trabajadoras de la limpieza que realizan también otras labores extra comienzan a distanciarse entre ellas, sacan a flote viejos recelos e intentan avanzar cada una por su lado, lo que no puede traerles más que perjuicios.

Radusky se sirvió para la elaboración del filme, donde comparte el guión con Diego Lerman, de su trabajo en la repartición pública tucumana durante años, primero en el área de labor cooperativa y luego de Cultura, y dice que quiso hacer una película que hablara de la actualidad.

"Siempre fuimos conscientes de que estábamos tocando un tema muy actual y nos preguntábamos qué podía pasar cuando la gente viera la película porque si bien no es panfletaria ni se propone estar en ningún bando, sí aspira a ser una película que esté del lado del trabajador", contó Radusky en charla con Télam momentos después de la primera exhibición del filme a público, que se realizó hoy en Mar del Plata.

Planta permanente. ARCHIVO (LA GACETA).

Astor de Oro

La cinta que compite por el Astor de Oro que se entregará el domingo, es la segunda película argentina en ingresar a la Competencia Internacional después de "El cuidado de los otros", de Mariano González y antes de "Los sonámbulos", de Paula Hernández, que se verá mañana.

Se trata del segundo filme de Radusky pero el primero en solitario, luego de su auspicioso debut con la comedia negra "Los dueños", donde compartió la dirección con Agustín Toscano, que solo estrenó este año "El motoarrebatador".

"A diferencia de la película anterior, esta es claramente un drama, de hecho 'Los dueños' también aspiraba a ser un drama pero durante el rodaje se fue transformando en una comedia por algo que fue sucediendo en el set, mientras que acá claramente había una intención de trabajar un registro dramático, que es con el que me siento más cómodo", explilcó Radusky.

Entrevista

Télam: -Recién hablaba de la encrucijada que plantea la película, donde dos trabajadoras se distancian y se enfrentan y ambas son devoradas por un poder mayor que las deja sin nada y decía que esto hablaba de la actualidad.

Ezequiel Radusky: -Sí, me interesa que la película quede como un recordatorio de qué pasa si la clase trabajadora y la clase media nos seguimos peleando y perjudicándonos entre nosotros. Creo que estos últimos años han sido muy particulares y muy duros y que ahora, luego de que se haya votado, podemos empezar a salir de esto, entonces me parece que es un buen momento para que la película nos haga pensar sobre cuáles son los errores que no tenemos que volver acometer.

T-¿Cuáles serían?

E.R. -El enojo de la clase de media porque alguien más pobre tenía celular y zapatillas ha sido un chiste que ha salido muy caro, tengo parientes que han tenido almacén, vacaciones, heladera llena, que cambiaban el auto y eran odiadores acérrimos de los procesos nacionales y populares pero algunos de ellos hoy con 50 años cerraron el negocio y están desocupados. Cuesta mucho construir y es muy fácil destruir.

T-¿Ve una salida?

FOTO DE TÉLAM.

E.R. -Creo que si algo aprendieron las sociedades desarrolladas es que pueden haber diferencias ideológicas o de visión política pero cualquiera sea el bando saben que comer, tener trabajo, acceder a la educación y a la salud no puede ser un derecho para pocos sino que debe abarcar a todos.

T.-¿Cómo resultó este trabajo en solitario luego de varios años de liderar los proyectos de a dos?

E.R,-Al principio ha sido difícil porque con Agustín (Toscano) trabajamos juntos muchos años, primero en teatro y luego en cine y de este modo al comienzo me encontré un poco en solitario con mis pensamientos, pero rápidamente traté de salir de eso compartiendo mis ideas, la historia y el guión con la gente que se iba sumando al proyecto. A mi me gusta y entiendo el trabajo cinematográfico como un trabajo cooperativo, no creo en los directores con grandes ideas sino que me parece que el máximo trabajo de un director es interesar a la gente en un proceso y mantener vivo el deseo de todos en eso hasta que termina de realizarse.

"Planta permanente" podrá verse hoy a las 19 y mañana a las 14.30. (Télam)

Comentarios