“Tenemos que seguir para adelante, no nos queda otra”

La familia del capitán Fernández considera que fue un accidente.

15 Nov 2019

El submarino ARA San Juan estaba al mando de un tucumano: el capitán Pedro Martín Fernández, de 45 años y padre de tres hijos.

El hermano del marino, Juan José Fernández, dialogó con este diario mientras viajaba rumbo a Mar del Plata para participar de la ceremonia por el segundo aniversario de la tragedia. “No tenemos ninguna expectativa más que seguir para delante, no nos queda otra. Nadie nos va a devolver a la gente que no está más. Tratamos de ir amalgamando todo el dolor y la falta de ellos de la mejor forma posible. Hay muchas emociones juntas en una fecha como esta”, expresó.

Fernández, coronel del Ejército, indicó que aunque hay una investigación judicial en curso lo que ocurrió aquel 15 de noviembre de 2017 fue “un accidente desgraciado con un final catastrófico”. Y agregó: “yo no ando buscando responsables. Como país, todos somos responsables. Ir a la carga de alguien, para que lleve la cruz... para mí no”.

El hermano del comandante del submarino contó que estaba viajando junto a su esposa, y que en Mar del Plata lo aguardaban su cuñada y sus sobrinos. Explicó que en fechas como la de hoy el dolor se agudiza, por lo que expresó que su deseo es que el caso deje de ocupar los titulares de los diarios y se vaya asimilando progresivamente.

“Quisiera que se termine de alguna forma para que las mismas familias puedan hacer el duelo, y que los familiares dejen de estar en los titulares de los diarios, como pasó con mucha gente que perdió un ser querido en un accidente. Mientras más se lo trae a la memoria es cuando más duele y se recuerda. Uno quiere que finalice esta llaga. Lo mejor que se les puede desear a ellos es que descansen en paz”, concluyó.

Comentarios