Apronor advirtió que el campo no resiste otro punto más de retenciones

09 Nov 2019
1

Apronor siempre calificó las retenciones como un impuesto distorsivo, confiscatorio y anticonstitucional. En el NOA, el riesgo de empatar o de perder se encuentra latente en cada campaña. Porque hablar del NOA es hablar de una región que siempre sufrió su lejanía del puerto. Así como acá todo es más caro, también para el productor es más caro producir sus cultivos; con el consiguiente desafío de enfrentar problemáticas propias de la región, que no se presentan en otras zonas productoras, como plagas y malezas. Estas situaciones lo obligan a invertir más para poder llegar a cosecha; y si es que llega, porque a veces el clima es tan adverso que le juega una mala pasada. Tenemos muy frescas las campañas anteriores con altas retenciones, en las cuales el productor perdía mientras el Estado ganaba. Sin lugar a dudas el campo es el socio ideal, porque trabaja e invierte, y a la hora de perder es el único que pierde. ¿A quién no le gustaría tener un socio así?

La amenaza de incrementar las retenciones volvió como una pesadilla de nunca acabar. Posibles funcionarios del Gobierno que asumirá el mes que viene anunciaron que podrían darse aumentos a la soja y nuevas aplicaciones al trigo y al maíz. Desde la Asociación de Productores Agrícola y Ganaderos del Norte (Apronor) les decimos a quienes tomarán el timón del país que el campo no resiste un punto más de retención. Ya conocemos el final de esta película, porque esta práctica fue aplicada por Gobiernos anteriores y las consecuencias siempre fueron las mismas para el NOA: la pérdida de productores, porque se ven obligados a vender sus campos o cerrar sus tranqueras ya que, con las retenciones, cultivar en ciertas zonas se vuelve inviable. Por otro lado se da “la sojización”; es decir, una mayor concentración de la producción de la soja debido a que se trata de un cultivo más económico de producir si lo comparamos con el maíz. En las tres últimas campañas, la superficie con soja creció y, con ello, la rotación de cultivos, tan beneficiosa para la sustentabilidad de nuestro sistema productivo. Está claro que el NOA es muy diferente a los otros ambientes productivos del país. A raíz de ello nos devolvieron, anteriormente, un 5% de las retenciones. Desde Apronor pedimos que esa medida sea contemplada nuevamente. Apelamos a la cordura para que la producción en el NOA pueda continuar su lento desarrollo.

Comentarios