Un audio expone 13 maniobras de la política con dinero público

La grabación, atribuida al intendente tafinisto Francisco Caliva, se menciona una serie de estrategias de reparto de fondos públicos para favores políticos. Causó indignación en la Casa de Gobierno.

08 Nov 2019 Por Martín Soto
1

Se le atribuye al intendente de Tafí del Valle, Francisco "Pancho" Caliva (Acción Regional), pero él no habló aún acerca del contenido del audio que causó indignación en la Casa de Gobierno. La grabación revela una serie de mecanismos de distribución de dinero y pago de favores de la política para definir cargos de conducción en el Concejo Deliberante del municipio turístico.

También se mencionan ofrecimientos de cargos que involucran a altas autoridades de la provincia. El jefe municipal asumió el miércoles y en su primer discurso se dirigió a los empleados municipales para darles una pauta que también levantó revuelo: "El día lunes sabemos que van a venir 'quemao', pero 'machao' no queremos a ninguno".

1.- Inicio de una charla

“Resulta que yo he conversado allá con… Jaldo, comentándole esto. Bueno, y él me dice: ‘decile que no haga ningún quilombo, sino ahí nomás hablalo a Acevedo. Y a Acevedo decile que he dicho yo que no haga ningún quilombo, porque sino... Ya hemos tenido un quilombo allá -dice- y no quiero que vuelva a pasar porque encima no hay guita, no hay nada…’”.

(Así comienza la grabación en la que supuestamente Caliva le explica al concejal Juan Carlos Rivadeneira sobre una conversación que habría mantenido con Osvaldo Jaldo en la capital, por la mesa directiva del Concejo de Tafí del Valle).

2.- La idea política

“Y bueno, ya consultando me dice (Jaldo): ‘che, y cómo está la mesa de conducción’. Y le digo: mire, están ganando ellos porque tienen doble voto, porque tienen la mesa es del Concejo. (Parte imcomprensible)... ‘¿la hija de Yapura está?’. Sí, le digo. ‘¿Y el otro chango de Monteros?’. Él ya sabe que sos de Monteros vos. No sé cómo será que sabe, pero sabe. No, le digo, él ha salido como segundo de la Sonia, le digo, responde a la Sonia. ‘Mirá -dice- hablalo, si él quiere, para que venga a charlar conmigo, para que ganemos la pelea’. (Sería parte del diálogo que supuestamente Caliva dice que habría mantenido con Jaldo).

3.- cargos legislativos

“Él (Jaldo) me dice: ‘mirá, tenés que venir mañana o pasado mañana, que venga para charlar. Yo quiero charlar con él; que la palabra no sea tuya, que sea mía, para que tengamos la gobernabilidad y le demos la tranquilidad también a él (audio incomprensible). Para que él tenga su cargo aquí en la Legislatura’, me dice. Yo le digo ahí: no, a nosotros nos han dado uno. Y le digo que con uno no va a ser nada. ‘Y bueno -me dice- apostale dos’. Así, ¿has visto? Así, con ese nivel”. (Supuestamente le informa al edil que Jaldo le garantizaría dos contratos en la Legislatura para tener mayoría en el Concejo).

4.- pagos de dinero

“Él te ofrece: dos cargos políticos en la Legislatura por todo este periodo y, por supuesto, para que trabajés en la próxima también (parte incomprensible). Ya Acevedo me ha dicho. Le digo yo: cómo vamos a hacer con el Concejo, el tema de la plata, porque no se le viene aumentando... ‘No hay más guita ni para vos -así me dice- ni para vos ni para el Concejo. La misma guita que se le ha mandado a Yapura se te va a mandar para vos, y la misma guita para el Concejo’. Quiere decir que van a seguir con los 55.000 pesos, que de ahí se tienen que hacer cargo del funcionamiento… Vos cualquier cosa pregúntale la ‘Nena’, el funcionamiento de teléfono, de todo eso y te queda 49.000 pesos en mano. Y después tenés dos cargos políticos y están aquí, que esos son tuyos, más... vos aceptás los dos cargos político de allá. Vos… estás en la gloria. Esto ya es mío, va aparte. Yo te doy aparte 50 (mil pesos) para vos, libre. Quiere decir que vos vas a tener los 50 (mil pesos) del Concejo, más los 50 (mil pesos) míos, más dos cargos políticos en la Legislatura, más dos cargos políticos... y estás parado. (Ese sería el ofrecimiento que le habrían realizado a Rivadeneira para que respalde a Caliva en el Concejo).

5.- los contactos

“Mirá, Juan Carlos, yo no quiero que quedés mal con nadie. Yo sé que vos has llegado con voluntad propia, vos y la Sonia. La Sonia tiene que entender que… No sé si será real, porque vos has visto que se hablan tantas cosas... La Sonia está asegurada con Acevedo. Eso me ha dicho Jaldo a mí. Porque le digo: la secretaria de Gobierno... ‘No -dice- a esa no la vas a volcar porque está contenida por Acevedo. A la Jésica no la vas a volcar porque está contenida por Yapura. Dice: ‘velo (sic) al chango de Monteros para que él se prepare, porque vas a necesitar que se prepare”. (Supuestamente Caliva aclara por qué le hacen el ofrecimiento a él y no a sus pares).

6.- la mecánica

“Si vos querés que hablemos personalmente, nos juntamos y yo te explico bien cómo es y vamos los dos para allá. Cuando él dice blanco, es blanco, ¿no? ¿Sabés cuánto están cobrando ahora? 42.000 pesos. Vos podés poner uno y de ahí sacás. Tenés obra social, tenés todo. De ahí le das 15 (mil pesos) si trabaja”. (Caliva explicaría cuánto cobraría cada empleado que nombre en la Legislatura, los beneficios y qué maniobra podría hacer para )

7.- cómo lograr poder

“Vos tenés que hacer tu guita (...) y necesitás poder, hermano. Vos hacés tus números. Vos vas a tener dos cargos políticos y dos en la Legislatura, más 50 (mil pesos) que te va a dar… que viene al Concejo legalmente, con papel y todo. Vas a tener 50 (mil pesos) más míos, que va a venir aparte, en un sobre, que yo te lo voy a dar en la ciudad, donde sea, de eso me encargo yo. Juan Carlos, te digo honestamente: vas a estar bien para arrancar, para fortalecerte y para hacerte fuerte. ¿Fuerte en qué sentido? Políticamente, porque vos sos una fuerza política”.

8.- la negociación

“Vos tenés que saber que tenés que tener tu espacio, porque vos has visto que Yapura no va a tener ya la misma guita. El municipio no es lo mismo que ser legislador. Vos fijate, analizá todas tus cosas porque lo que yo te estoy proponiendo es real. No te estoy empaburando. De mi parte yo te digo que 50.000 (pesos). Si vos querés 60, te doy 60, porque te necesito. Si vos querés 70, te doy 70. Vos me decís: ‘mirá Pancho, yo valgo 70’. Listo, te voy a dar los 70. Encima te pongo otra: ustedes allá van a tener dos adscriptos, eso ya he hablado con Acevedo yo. Son dos adscriptos cada uno”. (Caliva aumenta la apuesta para seducir al edil).

9.- plata extra

“Vos has visto que ahora el sueldo de concejal es… No sé cuánto estás cobrando vos allá como jefe, pero acá el sueldo de concejal es de 44.000 pesos ahora que lo han subido. ¿Y qué hacés con 44.000 pesos? No hacés ni aca. Y ese sueldo es para tu casa. A los otros de la política los podés timbear, pero el otro sueldo es de tu casa. Como he hecho yo: yo al sueldo mío nunca lo he tocado para política. Ha ido a mi casa para crecimiento, para lo que uno quiera, para la casa, pero lo otro lo he timbeado todo. Así que, mirá Juan Carlos: lo único que te pido es que reflexionés, que hagás números”.

10.- la distribución

“Analizá Juan Carlos, por favor. No te voy a prometer ni 100 (mil pesos) ni 200 (mil pesos), porque no te voy a dar. Yo 70 (mil pesos) te doy, mío, ¿no? Desde el Municipio, que son 70 (mil pesos). Fuera de los 50 (mil pesos), es para vos nada más. Y después tenés todos los otros dos cargos en la Legislatura y los otros cargos que te tocan naturalmente. Vos la diferencia que vas a tener es que vos vas a tener dos cargos en la Legislatura, que son de 42.000 pesos. 40 nomás, ponele, más los 70.000 que yo te doy acá. Cuando vos me digás sí, es un documento que yo todos los meses te voy a decir: ha llegado la guita, han cobrado los sueldos, esto es de usted, muchas gracias, y ha seguir trabajando. Así de fácil”.  

11.- haciendo números

“Mirá todo los números que te voy a hacer. De esos 70.000 pesos podés ir a una familia y decir: 5.000 pesos cada una. Son 14 familias con 5.000 pesos cada una. Escuchame lo que te estoy hablando, 14 familias donde vos vas a ir, ayuda para esto, ayuda para lo otro. Les garantizás que todos los meses les vas a tener esa plata, y vos la vas a tener de parte mía. Yo no te voy a fallar, Juan Carlos. Yo lo único que te pido es que reflexionés y veas la posibilidad de eso para que puedás decir sí, para que puedás venir acá y laburar (...) Tenés las máquinas a disposición después para que les des ripio, se van a turnar con los concejales, después vos a terminar siendo un equipo más de nosotros”.

12.- cash, no vales

“Yo te voy a respetar a vos, te voy a decir ‘da áridos, da combustible’. ¡Ah!, te voy a decir más: Fuera de los 70.000 pesos yo te voy a dar a vos, por semana, 3.000 pesos para combustibles. Son 12.000 más. Pero no te voy a dar vales, te voy a dar plata. Te voy a decir: Juan Carlos, van a ir a firmar los míos, ellos van a ir a firmar vales, pero a vos no. Yo te voy a dar 3.000 pesos de combustibles para vos, semanalmente. Tome papá, esto es de usted. Quiere decir que tenés cuatro semanas, son 12.000 pesos más. Se iría a 82.000 pesos. Y te los voy a dar juntos a los 82.000 pesos. Vos has visto, nosotros estamos aquí. Yo el 7 asumo, como dice Jaldo: ‘ya el 7 viene él, Manzur y todos’. Me ha dicho que cualquier cosa lo hable, y si tengo que llevarte a vos… No es que yo te estoy dando la plata aquí. Vos me decís Pancho, bajemos y bajamos mañana o esta tarde, vas, pum, arreglamos, vos frente de él y conmigo, pum, arregla y chau. Listo, hasta luego, gracias, muchas y a laburar (...) Así que pensalo bien, analizalo bien, Juan Carlos. No es lo mismo que comencés ahora a que comencés un año después. Cuando ganás tiempo, vos has visto, creás más barreras (sic). Yo te hago un número así nomás: 80 (mil pesos), más 40 (mil pesos), son 150, 160, más 50 (mil pesos), son 200.000 pesos. Por 12, 2,4 millones de pesos. Que de eso vos des un millón y medio, te quedan 800.000 pesos para vos. Para que hagás tu (audio incomprensible) o guardalos para que después cuando la necesités y tengás que salir a timbear”.

13.- poder de seducción

“Vos tenés que hacer política, políticamente y económicamente. Juan Carlos, eso es lo que te quiero decir (...) Encima si yo te tengo que dar un laburito de obra, yo te voy a dar para que vos hagás diferencia (audio incomprensible). Y aparte me van a salir obras, y te tiro unos centros de obra para que vayás haciendo (...) Mirá, hasta eso, otro compromiso, de aquí a marzo te voy a dar una obra para que la manejés. Juan Carlos, desde ya te digo y te pongo a disposición. (...) Me gustaría que hablemos personalmente, mirarte a los ojos y decirte: mirá, Juan Carlos, esto es lo que yo te prometo. Vos decime nada más. (...) Juan Carlos, vos sos el bebé, la perla, sos la minita que tenemos nosotros ahora. ¿Me comprendés lo que digo?”

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios