Cayeron el dólar blue y el “contado con liqui”

Operadores dicen que la plaza se está acomodando, tras la instalación del nuevo cepo.

30 Oct 2019
1

PANTALLAS. Los inversores vieron sus celulares para decidir en qué banco o agencia compraban o vendían. la gaceta / foto de franco vera

Condicionado por una marcada falta de liquidez de pesos, lo que forzó a los inversores a tener que desprenderse de dólares, el dólar paralelo o blue se derrumbó ayer 7 pesos hasta los $ 67, ante nuevas restricciones cambiarias, y superadas las elecciones presidenciales. El “contado con liqui” se desplomó $ 5,83 (-7,1%), a $ 75,70, por lo que la brecha con el mayorista se redujo al 27,3%.

El billete paralelo, que llegó a marcar un máximo intradiario de $ 77 el lunes, se hundió casi 10%, con lo que la brecha cambiaria se achicó al 5,6%, según un relevamiento realizado por ámbito.com en cuevas de la city porteña. El operador Christian Buteler destacó que “lo que se supone es que la semana pasada todos se dolarizaron y hoy estuvieron descargando. Entonces eso hizo bajar el precio”.

“Pero la lógica indica que si vos pasás de un cepo de U$S 10.000 a U$S 200, el blue tendría que subir, no bajar. Creo que esta caída es temporal hasta que se vuelva a ordenar todo el mercado nuevamente”, añadió. Otras fuentes del mercado señalaron que “dada una notoria falta de liquidez en la moneda local, los inversores debieron vender sus dólares ya superadas las elecciones del domingo y ante nuevas restricciones cambiarias”.

Entre el jueves y el viernes pasado, previo a los comicios, la plaza cambiaria se secó de pesos por el arrastre de debilidad que traía. Ahora, superada la incertidumbre electoral, hacen falta pesos para cubrir obligaciones y esto explica la inesperada tendencia cambiaria, acotaron.

“Hubo tantas coberturas antes de las elecciones que la mayoría se sacó los pesos de encima, y ahora al necesitarse esa liquidez, no queda otra alternativa que vender los dólares. Sólo esto hace comprender la tendencia del mercado, al margen del fuerte ‘cepo’ que lanzó el Banco Central”, afirmó un veterano corredor de cambios.

Por otro lado, varias fuentes del mercado coincidieron en que hubo controles oficiales en el centro financiero de Buenos Aires, que aplacaron los negocios marginales.

En lo relativo al movimiento de todas las variables del dólar, el minorista cedió tres centavos a $ 63,42 en bancos y agencias de la city porteña, pese a las compras de entidades oficiales. En tanto, en el Banco Nación, el billete verde se vendió a $ 63,50, mientras que en el canal electrónico se consiguió a $ 63,45.

El billete minorista se movió en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa cedió tres centavos a $ 53,47, en una jornada con bajo volumen donde la moneda operó con tendencia débil y sostenida por compras de bancos oficiales. Operadores indicaron que las entidades públicas “apuntan a mantener el valor de la divisa al tiempo que intentan recuperar sus reservas en un mercado que cambió de tendencia por efecto del dólar”. El volumen operado en el segmento de contado fue de U$S 243 millones, lo que refleja el efecto del control cambiario instalado desde el inicio de esta semana.

“Con el cepo y las restricciones operativas funcionando a pleno, los precios del dólar volvieron a retroceder en un escenario de escasa demanda”, destacó el analista Gustavo Quintana. Añadió que “las compras oficiales fueron el factor que explicó la suave caída de la cotización y el escaso movimiento registrado durante la rueda”.

El dólar MEP se hundió $ 4,05 (-2,9%), a $ 72,99, llevando al spread (diferencia) con la cotización en el MULC a ubicarse en el 22,7%. En el mercado de futuros Rofex se operaron 655 millones de dólares.

Comentarios