El plan de la Corte generó dudas entre los abogados

Los profesionales creen que no hay tiempo, ni recursos humanos.

22 Oct 2019
1

SEDE JUDICIAL. ARCHIVO LA GACETA

“El plan resulta interesante, sin embargo entiendo que el tiempo fijado en la acordada por la Corte Suprema Justicia resulta exiguo si tenemos en cuenta que las salas penales ya poseen una congestión importante de causas”, sostuvo el abogado José del Río.

El profesional destacó que el sistema tiene como aspecto positivo que se recurrirán audiencias preliminares para que se activen mecanismos alternativos a fin de evitar un debate oral. “Como negativo advierto que el caudal de causas no podrá ser soportado por la estructura judicial en tan poco tiempo, pues de trata de dar soluciones en seis meses a causas que viene con años de mora en su resolución”, agregó.

José María Molina también destacó que la Corte haya apostado por las salidas alternativas de conflictos, como la suspensión a juicio, conciliación entre las partes y juicios abreviados. “El problema radica en que las causas llegan a etapa de debate tienen una calificación legal provisoria desde la instrucción y, por lo general, no es la correcta. Esa calificación prevé una expectativa de pena superior a tres años y eso restringe la aplicación de los mecanismos alternativos”, sostuvo.

“Los fiscales de cámara deberían ser más flexibles en los cambios de calificación para que no se vaya a juicio. Así se ampliaría el abanico de opciones para resolver las causas”, agregó.

Otros profesionales piensan que no se podrán cumplir con la meta fijada. “Es imposible resolver esa cantidad de causas en tan poco tiempo. Dará pie a injusticias, que no le corresponde al derecho bien aplicado. Pretender resolver asuntos del viejo Código a las apuradas porque se debe aplicar el nuevo es una verdadera aberración jurídica”, comentó Álvaro Zelarayán.

“Se torna utópico lo dispuesto en la acordada”, sostuvo Gabriela Rodríguez. “Los recursos humanos son insuficientes para desarrollar esta titánica tarea. Se debería apuntar principalmente al abastecimiento de personal para la realización de esta tarea”, comentó.

Cergio Morfil, en cambio, señaló: “habrá que tomar medidas extraordinarias si es que se pretende cumplir con esta meta. No habría feria, se debería incrementar los juicios abreviados y los miembros de los tribunales deberían actuar como jueces unipersonales”.

El protocolo que se debe seguir

-Elaborar un listado sobre las causas que se encuentren en trámite en cada una de las salas penales.

-La nómina en cuestión debe ser realizada dando prioridad a los homicidios, abusos sexuales, robos en bandas y causas con personas detenidas.

-Realizar otro listado donde aparezcan las causas de delitos generales (robos, lesiones, amenazas y violencia de género, entre otras.

-Las salas deberán enviar la agenda de fechas de juicio que tienen previsto realizar hasta fin de año.

-Se coordinará reuniones con representantes de los ministerios Público Fiscal y de la Defensa para que se coordinen las tareas de resoluciones alternativas de los expedientes que se están manejando.

-Presentación de un programa de audiencias para realizar debates orales.

-En diciembre se evaluará el desarrollo del plan que se puso en marcha.

Estimaciones

9.000 causas se encuentran para resolver.

8.100 como mínimo pertenecen al Centro Judicial Capital.

173 días tendrán para resolver las causas pendientes.

1.350 expedientes le tocaría en promedio a cada uno.

500 casos sin resolver son de homicidios.

Comentarios