La Justicia deberá resolver más de 8.000 causas en cuatro meses

La implementación del nuevo código aceleró los tiempos. Un trabajo especial.

22 Oct 2019 Por Gustavo Rodríguez
1

PRIMER PASO. Los secretarios judiciales deberán presentar un informen sobre la cantidad de causas que tienen los juzgados y la Cámara de Apelaciones. la gaceta / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO (archivo)

La Corte Suprema de Justicia, a través de una acordada, decidió implementar un programa de acción para resolver todas las causas pendientes antes de que se ponga en marcha el nuevo Código Procesal Penal, dentro de poco más de seis meses. Hasta le puso nombre: Plan para Causas en Trámites (PCT). Según confirmaron fuentes judiciales, serían más de 30.000. De ese número, más de 8.000 esperan tener sentencias, mientras que las restantes, se encuentran en desarrollo.

El máximo tribunal de justicia pretende de esta manera ponerse al día con las causas pendientes. La medida alcanza a los centros judiciales de la Capital y de Monteros, puesto que en Concepción ya está en vigencia el sistema adversarial desde hace varios meses.

La Corte intentará resolver cuanto antes las causas que no tienen sentencias. Según los datos que se manejan serían alrededor de 9.000. De ese número, al menos 500 corresponden a homicidios y más de 600 de delitos contra la integridad sexual. Habría más de 5.000 por robos y el resto estarían integrados por lesiones, amenazas, violencia de género, estafas y usurpaciones, entre otros delitos.

De acuerdo con esos datos, al menos el 90% de las causas deberían ser resueltas por las seis salas penales del Centro Judicial Capital. Si el reparto fuera equitativo, cada una tendría que resolver 1.350. El nuevo Código entrará en vigencia el 4 de mayo, es decir, dentro de 173 días, ya que no se cuenta el mes de enero por la feria. Entonces, si se trabajara hasta sábados, domingos y feriados, cada tribunal debería dictar ocho fallos por día, un número casi imposible de cumplir, si es que no se toman otras medidas para alivianar el trabajo de los magistrados.

Medidas

La Corte creó, a través de la acordada, un protocolo de actuación para resolver las causas que están pendientes. Por ese motivo, solicitó a los secretarios de salas penales, juzgados de instrucciones, correccionales y de menores y Cámara de Apelaciones que elaboren una nómina que están pendientes de resolución. “Se busca determinar la cantidad y cualidad de los expedientes”, se pudo leer en la resolución.

El máximo tribunal también solicitó que se cumpliera con una serie de requisitos a la hora de confeccionar esa nómina. Requirió que tengan prioridad los casos que consideran “delitos críticos o de alta sensibilidad social”. Entre ellos se encuentran los homicidios dolosos, los abusos sexuales, los robos en banda y los casos donde hay personas privadas de la libertad, entre otras. Luego, siempre según su criterio, se incluirán los delitos generales que son “todos aquellos que no están incluidos en el ítem anterior”.

“Cabe destacar la importancia de lo solicitado en virtud de que es la base del eslabón que configurará el cronograma para la finalización de las causas para de cara a la implementación del nuevo sistema procesal penal”, subrayaron los vocales de la Corte.

Completado ese paso, los operadores deberán convocar a reuniones con los representantes de los ministerios Público Fiscal y de la Defensa para coordinar cómo se resolverán los casos. La Corte dejó en claro que su intención es que se busquen soluciones alternativas para que no todas las causas terminen llegando a debates orales.

“Se estudiarán las causas y se propondrán salidas alternativas teniendo como prioridad juicios abreviados. Vale la pena aclarar de la importancia que significan dichas soluciones probables a realizar con las causas que lo ameriten sean concretadas antes de que se realicen los juicios orales”, se estableció en la acordada.

Una vez que los miembros de las salas y los representantes de los ministerios acuerden una agenda, deberán reunirse con los responsables de la Oficina de Gestión de Audiencias (OGA) para concretar un cronograma que deberá reflejar el trabajo que hicieron todos los operadores del sistema judicial. El informe deberá estar listo el próximo martes y se pondría en marcha el 4 de noviembre.

Para cumplir con la meta propuesta, la Corte también decidió tomar algunas medidas para optimizar los recursos humanos. Decidieron que el horario de ingreso sea a las 7 para que las primeras audiencias comiencen a realizarse a las 7.30.

Además, recordaron que está en vigencia una acordada que establece que al personal se le puede extender el horario laboral hasta dos horas más. También decidió limitar el otorgamiento de licencias, salvo razones de extrema necesidad.

Antes de fin de año, se hará una reunión donde se evaluará la marcha de este plan y recién allí se definiría si se tomará alguna medida excepcional durante la feria de enero, señaló una fuente del máximo tribunal.

Más allá de esa novedad la Corte también solicitó que se realice un informe sobre las otras causas que existen en el sistema Judicial para que se avance en su resolución.

Según las estadísticas que se manejan y que terminarán de pulirse cuando se analice toda la información que remitan, existirían más de 15.000 en las diferentes fiscalías penales; alrededor de 2.500 en los juzgados de instrucción; más de 50 en los juzgados de menores; cerca de 1.700 en los juzgados correccionales; al menos 4.000 serían residuales; unas 550 en la Cámara de Apelaciones y unas 59 deben ser resueltas por la Corte Suprema de Justicia.

Estos expedientes deberían estar finalizados, o en vías de finalización, hasta el 4 de mayo, caso contrario, se aplicará el sistema adversarial en su resolución.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios