Los candidatos fallaron a la hora de ofrecer sus propuestas

Tres analistas opinaron sobre el debate.

21 Oct 2019 varios autores
1

EN LA UBA. Luego de los cruces de alto voltaje, los seis candidatos se acercaron a saludar a sus esposas y los asesores ubicados en las primeras filas.

Volvió a ser un debate sin propuestas. O al menos esa es la opinión del consultor político Carlos Fara, para quien José Luis Espert fue el candidato que estuvo por encima de los demás: “volvió a ser el mejor y además esta vez habló de algunos ítems que van más allá de su núcleo duro de votantes”. “Mauricio Macri estuvo mejor en este debate: respondió golpe por golpe y mostró otra actitud. Alberto Fernández repitió la fórmula de la semana pasada, pero aunque bajó el tono gestual del dedo índice, estuvo menos preciso y quedó un poco opacado. Roberto Lavagna fue el más flojo, Juan José Gómez Centurión mejoró un poco y Nicolás del Caño siguió igual”, detalló Fara.

Empleo y producción

La economista Ana María Cerro criticó la lectura de Lavagna respecto a la relación entre crecimiento y estabilidad: “él establece que es posible crecer al 4 % anual y que sólo se logra estabilidad a través del crecimiento. Creo que eso es discutible: si no hay estabilidad en un país, no hay inversión y por lo tanto no hay crecimiento”.

También analizó que la exposición del candidato del Frente de Todo se basó en la crítica a la administración actual. “No ofreció propuestas concretas, con excepción a la no dolarización de las tarifas de los servicios públicos”, rescató. En contraste, Cerro resaltó que el Presidente volvió a pronosticar que el crecimiento económico sólo se reiniciará si finaliza la incertidumbre política.

Finalmente, Cerro mencionó que Espert y Gómez Centurión coincidieron en la necesidad de una reforma laboral, aunque el diagnóstico del primero se dirigió a la corrupción sindical y el del segundo de la burocracia estatal en detrimento del sector privado.

En cualquier caso, la economista lamentó que ningún candidato propuso demasiado en políticas públicas concretas.

Viviendas y hábitat

Con relación a este eje temático, la urbanista Marta Casares llamó la atención sobre la poca atención que los candidatos le prestaron, aunque rescató a Nicolás del Caño: “si bien a menudo se queda en la crítica, es el único que puso el acento en la cuestión ambiental, en la crisis ambiental que implica el modelo productivo extractivista. Pone la mirada en las mineras y me parece que es interesante que eso aparezca en el debate”. Además, valoró la propuesta de Fernández de crear un ministerio de Viviendas, y la puesta en cuestión, por parte de Lavagna, del actual sistema territorial del país.

”La agenda urbana del país está pendiente. La ocupación del territorio argentino es un problema central: hay una cantidad de déficits y desequilibrios, donde la desigualdad se reconoce fácilmente. Entonces esto debería estar en la agenda pública con políticas decididas para consagrar el derecho a la ciudad”, advirtió la urbanista.

Comentarios