Un tucumano estuvo a cargo del sistema informático del debate presidencial

La empresa brinda servicio de tecnología informática para eventos. Así se coordina el protocolo de seguridad con la Policía Federal.

16 Oct 2019
1

El escenario del debate presidencial.

Detrás de escena del debate presidencial, la logística de una cita como la que se dio en Santa Fe implica un movimiento especial no solo de personas, sino también de equipos digitales para controlar que nada se saliera del protocolo de seguridad. Una de las áreas más sensibles de organización del debate estuvo a cargo del tucumano Guillermo Conti, director de una empresa que se dedica a brindar servicios de tecnología informática para eventos.

Para que un invitado pudiera ingresar a la sala, antes debía cumplir una serie de trámites que le permitieran obtener la acreditación correspondiente. Por ejemplos invitados especiales, asesores, periodistas y empleados de las empresas proveedoras (gastronómicas, de comunicación, entre otras) debían llenar un formulario en la web con sus datos personales. Luego ese formulario era enviado a la Policía Federal para que fuera aprobado o rechazado. Para el primer debate en Santa Fe se llenaron 1.700 formularios, pero se aprobaron 1.400. “Lo que pasa es que en algunos casos hubo doble invitación –dijo Conti-; había nombres que aparecían invitados por dos o tres organizaciones. Pero también hubo empresas proveedoras a las que se les pidió que bajen el número de gente, por una cuestión de espacio en el anfiteatro”, agregó.

La empresa que dirige Conti tiene 27 años en el rubro. La firma participó en la logística de todas las cumbres presidenciales que se hicieron en el país. “En una cumbre presidencial en Córdoba, a la que asistió Fidel Castro, habíamos contratado a un técnico para que hiciera un anillo de fibra óptica. Cuando iba a entrar al edificio, la Policía Federal lo detuvo porque tenía orden de captura por un tema de un divorcio conflictivo –recordó Conti- y tuvimos que buscar un reemplazante urgente. Pero esta vez no hubo cuestiones similares; es más fue uno de los eventos más impecables en cuanto a la organización”, resaltó.

Validación de la Policía

Toda la información de las personas que iban a ingresar a la sala del debate estaba en manos de Conti. “El control de acceso se hizo por medio de las credenciales correspondientes, con chequeo de fotos en tres niveles de seguridad: la persona física, la credencial y el DNI que fueron validados por la Policía Federal –resaltó Conti-; en algunos casos hubo una denegación, pero no nos informaban el motivo, la causa, nada. Aunque la persona a la que se le denegó el acceso debe saber o intuir cuál fue el motivo. De esos casos hubo 15 personas”, dijo.

Para el debate presidencial del domingo, en Buenos Aires, la empresa de Conti volverá a ocuparse del formulario. Dijo que a diferencia de Santa Fe, en la siguiente cita habrá 2.500 invitados; es decir 1.000 más que en el primer debate. “Para Buenos Aires, nos preparamos con más confianza, porque pasamos la primera prueba –remarcó-; los formularios están conectados con Policía Federal, porque todo se maneja como si fuera una cumbre de presidentes”, resaltó.

Comentarios