Macri dejó una promesa y cuatro pedidos en su paso por Tucumán

El Presidente encabezó la marcha del “Sí, se puede”, y anunció que se extenderá la vigencia de la Ley de Bioetanol.

08 Oct 2019 Por Luis María Ruiz
1

ARENGA MACRISTA. El Presidente, rodeado por dirigentes de su espacio, lidera el acto central de la marcha de “sí, se puede” en la plaza Independencia. la gaceta / foto de diego aráoz

Una promesa para los industriales cañeros, cuatro instrucciones a sus militantes para el día de la elección y un inesperado beso en el pie de una jubilada que cumplía 72 años. La visita de campaña del presidente, Mauricio Macri, terminó con un acto central que colmó la plaza Independencia, y una arenga que se repitió durante los 18 minutos de discurso del candidato de Juntos por el Cambio: “¡Sí, se puede dar vuelta esta elección!”, exclamó Macri desde el escenario montado frente a la Catedral.

El jefe de Estado estuvo ayer en Tucumán para llevar adelante una de las marchas del “sí, se puede” en 30 distritos del país. Macri, que obtuvo el 32% de los votos en las primarias de agosto, tiene 19 días para mejorar su cosecha, sobre todo ante el 47% que consiguió el peronista Alberto Fernández (Frente de Todos) en aquellos comicios.

El Presidente apareció a las 19.35 ante la multitud, que lo aguardaba con pancartas, banderas argentinas y canciones. Predominó la versión macrista de It’s a heartache (en español se la conoce como “es un corazón roto”), que se popularizó en los 80 con la voz de Bonnie Tyler. “Se da vuelta / y esto se da vuelta / Mauricio lo da vuelta / y esto se da vuelta”, decía el estribillo, repetido incontables veces.

Flanqueado por sus candidatos a diputado por Tucumán, Domingo Amaya, Lidia Ascárate, Alberto Colombres Garmendia y Sandra Manzone, y junto a los referentes radicales José Cano y Silvia Elías de Pérez, Macri se mostró distendido, incluso bromeando con el público. “¡Estoy acá! Aprovechá porque hoy vine sin Juliana (Awada)”, lanzó, sonriente, ante los gritos de una de sus seguidoras.

En su discurso, expresó consignas que lo identificaban con los asistentes a la marcha. “Compartimos y nos unen muchas cosas. Nos une querer cuidar la democracia; nos une querer vivir en paz; nos une querer construir, no destruir”, enumeró. Y a cada frase le seguía un largo “sííí” de la multitud. El remate cambió al final, cuando el Presidente afirmó: “nos une el ‘no a la impunidad’”, y desde la plaza se escuchó: “¡jus-ti-cia, jus-ti-cia!”.

Luego se diferenció del peronismo, aunque sin mencionarlo. “En este país podés ser parte del problema o parte de la solución. Y nosotros, todos juntos, elegimos en 2015 ser parte de la solución”, sostuvo. Y agregó: “los problemas que tenemos no se arreglan trayendo los problemas del pasado; se arreglan yendo hacia el futuro”.

Macri destacó luego la llegada del citrus tucumano a Estados Unidos y a la India -el domingo llegó el primer cargamento de limones a ese país asiático, aseveró-, y anunció que se extenderá de 2021 a 2023 la vigencia del convenio sobre el corte de bioetanol en los combustibles. “(Será para) garantizar el empleo de los tucumanos”, indicó. Y añadió: “vamos a seguir la batalla contra el narcotráfico hasta el final”.

Al anuncio le siguió la participación de Manuela Ledesma. Macri, enterado de que la jubilada festejaba 72 años, la hizo subir al escenario para que le cantaran el cumpleaños feliz. Sujetada por quienes estaban arriba e impulsada por los de abajo, Manuela llegó, pero terminó perdiendo el zapato. No le importó. “Te amo, sos la patria”, le dijo a Macri. El Presidente le dio un beso en el pie descalzo y lanzó: “¡encontré a mi Cenicienta!”.

Antes del cierre, enunció las cuatro instrucciones que deja a sus seguidores en cada visita: 1) pidió “transmitir esta convicción” de que “sí, se puede” a familiares, amigos y compañeros de trabajo; 2) instó a “cuidar el voto”, fiscalizando el día de los comicios y “estando ahí hasta que se manda el telegrama”; 3) llamó a “defender nuestras ideas” en las redes sociales, usando el celular; 4) e invitó a “ir absolutamente todos a votar”. Esos párrafos tuvieron un destinatario específico, según el mensaje del Presidente. “Este último año y medio ha sido muy duro, especialmente para todos ustedes, la clase media; ha costado llegar a fin de mes, superar el agobio, la presión, la angustia. Y eso los enojó, con razón. Pero ahora viene el crecimiento, el alivio. Vamos a estar cerca. Necesitamos que nos acompañen. Juntos vamos a construir esa Argentina que amamos y soñamos hace tanto tiempo”, sostuvo Macri, al detallar las cuatro recomendaciones. “¡Se puede, claro que se puede!”, se despidió poco después, entre saludos, selfies y su tema de campaña: “Se da vuelta / Y esto se da vuelta”.

Comentarios