Crimen en Burruyacu: “quiero que mis hijos se presenten ante la Justicia”

El padre de los hermanos Díaz acusa a la otra familia como peligrosa.

07 Oct 2019 Por Luciana Nadales
1

CONMOCIÓN. Manuel Díaz, padre de los sospechosos del ataque.

“Esto que pasó nos arruinó la vida. No sé como voy a seguir”, expresó Manuel Díaz, el padre de los tres hermanos que habrían protagonizado un enfrentamiento a tiros a metros del festival en Burruyacu ayer a la madrugada, y en el que asesinaron a un chico de 18 años. Además, tres hombres resultaron heridos de bala y se encuentran internados en el hospital Centro de Salud.

“Me gustaría hablar con ellos y decirles que por favor se presenten a declarar, ellos son los únicos que pueden saber exactamente lo que pasó. Mi esposa está enferma y yo soy un hombre de 70 años. Esto nos enfermó aún más”, añadió el señor.

Al momento del crimen de Mauricio Trejo, Manuel y su esposa estaban en la casa. Según él, había estado con sus hijos hasta las 17 aproximadamente y que luego no los vio más. “Ellos tienen negocios en el centro y hasta esa hora los vi bien. Compartimos, hablamos y estaba todo bien. Me volví a la casa y hoy me despertó la Policía. Creo que esto es un sueño realmente”, relató. “Incluso les había advertido que tengan cuidado ahora que se hacía el festival porque viene gente de otros lugares y andan con cuchillos a caballo. Me salió todo mal, quise cuidarlos e hicieron esto. Mis hijos siempre fueron personas muy trabajadoras y unidos. Somos una familia unida pero esto nos destrozó. No puedo creer”, agregó Manuel.

Omar Augusto Díaz, Alberto Oscar y Manuel Alejandro, según informó la Policía, habrían salido del festival y en medio de gritos, dispararon contra un grupo de personas que bebían. Uno de ellos fue hasta la casa de Trejo a pedir ayuda, y cuando el chico salió a socorrerlo, recibió dos tiros que lo dejaron tirado sin vida.

“Esa gente es peligrosa, seguramente mis hijos tuvieron que defenderse de algo. De la nada no van a atacar ni nada. Ellos no son así”, remarcó entre lágrimas Manuel. Según dijo, la familia de Trejo mantiene una mala relación con sus hijos pero desconoce los motivos. “Hace años que se pelean pero jamás llegaron a este punto. Algo pasó y por eso quiero que mis hijos hablen”, agregó.

“Una vez agredieron a un policía porque le habían secuestrado la moto. Si te animas a agredir a un oficial, habla mal de vos. Ellos son personas peligrosas y yo quiero saber bien qué pasó. Mis hijos son buenas personas y sobre todo laburantes”, contó el señor.

Uno de los hermanos Díaz, Omar (26 años) fue detenido ayer al mediodía mientras que los otros dos hombres permanecen prófugos de la Justicia. Según Manuel, desconoce su paradero. “Escuché unos ruidos en la casa de atrás en donde viven ellos, se ve que uno de ellos vino cuando yo dormía pero no lo vi. No pude hablar con mis hijos y ahora no sé adonde andan. Lo único que quiero es que se entreguen por lo que pasó”, concluyó Manuel Díaz.

Comentarios