Del rumor a la polémica decisión: el porqué de las salidas de Sánchez y de Moyano de Los Pumas

Ledesma tomó riesgos y dejó afuera de los convocados a los tucumanos para el partido del sábado, ante Inglaterra.

03 Oct 2019 Por Federico Espósito
1

POCOS MINUTOS. Sánchez y Moyano apenas tuvieron la chance de jugar ante Francia, en el primer partido del torneo. ARCHIVO

Lo que comenzó el día anterior como un rumor demasiado increíble para ser tomado en serio, al final tomó carácter oficial cuando la UAR dio a conocer el equipo para enfrentar a Inglaterra: los tucumanos Nicolás Sánchez y Ramiro Moyano no sólo no serán titulares, sino que ni siquiera estarán en el banco de suplentes.

En otra de sus polémicas decisiones, como cuando desistió de convocar a Juan Imhoff o resolvió dejar fuera del plantel mundialista a Facundo Isa, el entrenador Mario Ledesma pateó el tablero excluyendo al goleador del último Mundial y artillero histórico de Los Pumas, y dándole su lugar entre los suplentes a Lucas Mensa, cuya experiencia en el seleccionado se reduce a un solo partido, el amistoso post Rugby Championship contra Sudáfrica.

“En cada equipo, uno juega por lo que aporta. Consideramos que, pensando en el equipo y solamente en el equipo, esta es la mejor formación posible para enfrentar a Inglaterra”, explicó Ledesma, esquivando el bulto en la conferencia de prensa que tuvo lugar en el hotel donde se hospeda el plantel. El entrenador evitó entrar en detalles sobre la situación de Sánchez y de Moyano: sencillamente, se limitó a decir que hoy, ahora, el mejor equipo que puede presentar ante La Rosa es este.

Se trata de una jugada que se mueve entre lo arriesgado y lo incomprensible. Se puede aceptar que “Cachorro” está lejos del mejor nivel que llegó a mostrar en el seleccionado, y por eso puede llegar a entenderse su decisión que mantener como titular a Urdapilleta (que tampoco viene descollando), pero prescindir absolutamente de él en un partido que determinará si Los Pumas siguen en carrera o llegan eliminados al partido contra Estados Unidos, es irse al otro extremo. 

Por otro lado, Argentina no está para andar tirando manteca al techo en cuestión de aperturas: Sánchez y Urdapilleta son los únicos dos naturales. El resto de las opciones son centros que pueden jugar como apertura, pero que no lo han hecho nunca en este equipo. 

En caso de que Urdapilleta no pueda completar el partido, por desgaste o lesión, quien pasará de 10 es Jerónimo De la Fuente -que viene en un muy bajo nivel- y su lugar como primer centro sería ocupado por Mensa, mientras que Emiliano Boffelli pasaría a ser el pateador. De todos modos, para entrar en estos inventos, mejor lo hubiera traído a Joaquín Díaz Bonilla en lugar de Juan Cruz Mallía, que por ahora sigue integrando el lote de los que no van a jugar ni un minuto en este Mundial.

El caso de Moyano es otro tanto: si bien es cierto que no tuvo una actuación destacada en el primer tiempo contra Francia, también lo es que todo el equipo jugó mal en esos primeros 40 minutos, y difícilmente un wing pueda ejercer influencia si su equipo no tiene la pelota o no la hace llegar a las puntas. 

Da la impresión de que a Ramiro, hasta hace poco considerado entre los mejores wings del mundo, le tocó pagar el pato por el desconcierto colectivo: lo “limpiaron” con apenas 42 minutos en cancha, y no sólo de la titularidad, sino del equipo. No estuvo contra Tonga y tampoco estará contra Inglaterra. 

Nadie discute a su reemplazante, Santiago Carreras (el cordobés es un crack), pero es cierto que tuvo a favor un segundo tiempo contra Francia en el que Los Pumas jugaron con otra actitud, y un partido con muchos más espacios, como los que ofreció Tonga.

Comentarios