Violencia sin fin: Arcadia, paralizada por un homicidio

Un joven falleció en una pelea por el dominio territorial. El enfrentamiento se produjo en el barrio San Roque. El principal sospechoso fue detenido a las pocas cuadras.

18 Sep 2019 Por Rodolfo Casen
1

LA ESCENA. Los familiares abrazan el cuerpo de la víctima.

Arcadia fue escenario de un crimen que generó conmoción en el sur de la provincia. Un joven de 25 años falleció después de haber recibido un balazo en la nuca durante un enfrentamiento que mantuvo con un hombre del barrio San Roque. El episodio, según las primeras averiguaciones, estaría relacionado a una disputa territorial por el negocio del narcomenudeo y las ventas de mototopartes robadas.

Matias Dip, del barrio Primero de Mayo de Concepción, murió en el acto y su cuerpo quedó tirado en la calle en medio de un charco de sangre. El acusado del crimen es Carlos “Tractor Amerillo” Perea, que fue aprehendido en su domicilio ubicado a pocos metros del sitio en donde se desencadenó el incidente. También la justicia dispuso una medida similar contra Claudia Urueña, novia del fallecido, al hacerse presente ahí portando un arma de fuego.

La Policía reforzó la custodia de la vivienda del sopechoso ante los riesgos de represalia por parte de los parientes de la víctima que comenzaron a arribar enfurecidos al barrio tras anoticiarse de lo sucedido.

Según los vecinos de la zona, la víctima llegó al lugar en busca de Perea. Ambos se encontraron en la calle y enseguida se trenzaron en una feroz discusión. Dip al parecer le habría formulado algunos reclamos que estarían vinculados con los negocios turbios que ambos ejercían por cuerda separada.

“El muchacho llegó enojado y comenzó a gritos a hacerle recriminaciones a ‘Tractor Amarillo’. Después se escucharon tiros y todos nos metimos asustados adentro de casa”, contó una mujer que vive a pocos metros del lugar de los hechos.

Un testigo aseguró que Dip fue el primero en sacar una Magnun 357 para efectuar algunos disparos hacia el suelo y también al aire para poner en fuga a Perea hacia su vivienda.

El sospechoso, siempre según los dichos de los testigos del lugar, accionó una pistola 9 milímetros y sorprendió al atacante desde atrás, cuando al parecer ya se retiraba para abordar el auto que había utilizado.

El fiscal Edgardo Sánchez se aprestaba a disponer de varias medidas relacionadas con el homicidio a pedido de la Unidad de Delitos Complejos de la policía, a cargo del comisario Ariel López.

Grave situación

“Aquí los robos y las peleas son cosas de casi todos los días. Pero este es el caso más grave que nos tocó vivir. La balacera fue terrorífica, a plena luz del día y cuando los chicos andaban jugando en la calle”, apuntó una mujer que solo se identificó como Mónica María.

En el barrio San Roque había un clima de mucho temor entre los vecinos. Muy pocos se atrevían a opinar sobre lo acontecido. “Vos no hables ni opines nada”. le recriminó un hombre a su hijo que conversaba con LA GACETA.

La policía trabaja con datos que vinculan el caso con disputas por territorio del negocio del narcomenudeo. “Tractor Amarillo” tiene antecedentes por robos y es conocido en el barrio por recuperar motos robadas mediante el pago de recompensas. Dip, también cargaba causas por robos y era investigado por su vínculo con la venta de drogas, según trascendió. El fallecido no habría llegado solo al barrio San Roque. Se cree que lo hizo en un auto acompañado por otras tres personas, entre ellas su novia Claudia.

Ella fue la primera en llegar hasta la víctima y ponerse a su lado a llorar desconsoladamente. Los restantes acompañantes huyeron. Después quedaría aprehendida al descubrir la policía que portaba un arma de fuego. La Justica trata de reunir elementos que conduzcan a establecer el trasfondo de éste homicidio que incorpora un antecedente preocupante en el clima de inseguridad que genera el delito organizado en el sur de la provincia.

Comentarios