La Municipalidad multará a las firmas de ómnibus que reduzcan sus frecuencias

Quitaron servicios fuera de los horarios pico.

18 Sep 2019
1

PACIENCIA. En las paradas debieron esperar un coche más que lo habitual. la gaceta / foto de Inés Quinteros Orio (archivo)

Las empresas de colectivos de Tucumán confirmaron que modificaron las frecuencias de los servicios a causa de la crisis. Los pasajeros deberán esperar más en las paradas para poder viajar. La Municipalidad de San Miguel de Tucumán aseguró que la medida implica una falta a las concesiones del servicio y prometió multas.

Jorge Berretta, vicepresidente de la Asociación de Empresas de Transporte Automotor de Tucumán (Aetat), confirmó que la medida se instrumenta fuera de los horarios pico y estimó que, de seis minutos, el tiempo de espera entre un coche y otro pasó a unos 10 minutos. “Se redujeron las frecuencias en pos de racionalizar el combustible por la reducción de cupos y por el valor, ya que lo liberó a los precios mayoristas. Hacemos esto para garantizar el servicio. La reducción es de un 15% y dentro de los horarios no picos”, expresó el empresario.

La reducción en la frecuencia se produce a unan semana de que la cámara empresaria solicitara al Concejo Deliberante que se fijen tarifas y subsidios acordes, porque el último aumento del boleto (cuando subió de $ 19,30 a $ 24) fue absorbido por la inflación producida por la devaluación del peso frente al dólar. En simultáneo, las empresas denuncian que la liberación del precio del combustible mayorista al transporte público, al agro y a las industrias disparó el precio del gasoil y generó faltantes.

Walter Berarducci, secretario de Gobierno municipal, criticó la decisión de los empresarios. “Para cualquier modificación de los recorridos y de la frecuencia se requiere un planteo fundado con las causas que motivan la decisión y que debe ser autorizado por un instrumento del Ejecutivo Municipal que autorice la medida. Estos planteos y pedidos no existieron, como tampoco hay un instrumento legal que permita la reducción de frecuencias. Están en falta”, expresó el funcionario municipal a LA GACETA.

Las frecuencias en horarios “pico”, de acuerdo a las concesiones, debe ser de seis minutos y el resto del día, 10 minutos. “Nos enteramos por trascendidos en los medios, por lo que he instruido a la Dirección de Transporte para que haga, tras los horarios picos de esta tarde (por ayer) los controles de frecuencia para constatar si hubo alteraciones de frecuencias en los recorridos. Si se detecta algún incumplimiento se aplicarán sanciones previstas en las ordenanzas”, finalizó Berarducci.

Comentarios