Luciano Pons: sus goles no distinguen categorías

El jugador marcó en todas las divisiones del fútbol argentino, sigue con su apetito voraz y es el goleador “santo” en este inicio de temporada pese a jugar sólo un partido como titular.

15 Sep 2019 Por Bruno Farano

Quizás por haberse curtido el lomo en las canchas más difíciles y desoladas de nuestra geografía hoy su mente no da pasos en falso cuando no le toca jugar como titular. Tal vez ese juego físico, bien de ‘guapo’, que muestra cada fin de semana y que comenzó a enamorar a los hinchas de San Martín, también sea gracias a haber regado de sudor miles de estadios, recorriendo cada una de las categorías de nuestro bendito fútbol argentino.

Es muy raro ver cabizbajo a Luciano Pons. Es un optimista por naturaleza, siempre apuesta a más y su única meta es superarse día a día. Esa ambición ganadora lo llevó a romper redes en todas las categorías y hoy a ser el artillero “santo” en el inicio de la Primera Nacional, torneo que empezó sentado en el banco. “No es nada sencillo para un futbolista que se crió bien abajo, llegar a Primera. El ascenso no es nada fácil; jugás en canchas malas, donde todo cuesta el doble. Pero eso te va curtiendo y hace que te vuelvas mucho más fuerte en todo sentido”, explica “Lucho” en diálogo con LG Deportiva, mientras disfruta su buen presente.

Pese a haber sido uno de los pocos jugadores de San Martín que logró superar la media en la última temporada en la Superliga, empezó el nuevo torneo como suplente. Eso no le impidió apagar su hambre voraz y aportó dos gritos que se tradujeron en las dos victorias que lleva el equipo de Favio Orsi y Sergio Gómez en el torneo. “Es algo hermoso, cuando estás de suplente, entrar y marcar un gol para darle la victoria a tu equipo”, confiesa sin perder la oportunidad para hablar de un plantel recontra competitivo, en el que nadie puede relajarse un segundo. “Acá hay muy buenos jugadores. Por eso, tenés que aprovechar cada minuto que tenés en cancha para ganarte un lugar”.

Su ganas de animarse a más lo llevaron a darle siempre un plus a San Martín que sólo perdió una vez cuando él convirtió: la fatídica noche con Boca, que significó el descenso de categoría.

Después, “Lucho” aportó gritos que significaron muchísimo. Su primer gol vestido de rojo y blanco fue en Paraná, contra Patronato, para nivelar las cargas en un duelo que había comenzado bien cruzado para su equipo. Luego, inició el camino de la remontada en el clásico contra Atlético, en el que el “Santo” logró reponerse y se quedó con un triunfo que será recordado por el resto de la historia de cruces con su archirrival. Y el restante tanto en la Superliga fue en la casa de Huracán, para sellar la victoria sobre el “Globo”. Luego, ya en esta temporada, aportó en los triunfos sobre Villa Dálmine y Riestra. “Mirá vos, ¡qué dato!”, ríe sobre esos gritos que siempre cotizaron en bolsa para el equipo. “No tenía en cuenta que mis goles siempre sirvieron. Para un delantero es importante marcar y mucho más en un plantel como este. Acá, si no convertís, salís porque hay muchos delanteros de calidad”.

Pons disfruta su estadía en Tucumán, pero mucho más su paso por La Ciudadela. Llegó como un desconocido goleador del ascenso y, a fuerza de tantos, conquistó miles de corazones. “Este es un club muy importante para mí, por eso decidí quedarme. Me abrió las puertas y me dio la posibilidad de jugar en Primera, cuando hasta ese momento nadie se había animado a hacerlo. Ojalá pueda darle mucho más de mí”, promete mirando hacia adelante y poniéndose la servilleta en el cuello y tomando el cuchillo y el tenedor pensando en el duelo contra Chacarita. “Ganar ese partido sería muy importante porque nos permitiría acomodarnos muy bien con un partido menos. Ojalá pueda seguir aportando goles, también”, concluye Pons, el goleador que no entiende de categorías.

En números

4 goles convirtió durante sus 12 partidos en la Superliga. Marcó en el clásico contra Atlético, a Patronato, Huracán y Boca.

12 tantos lleva en la Primera Nacional. Marcó 10, en 21 partidos, jugando para Flandria; y lleva dos en tres juegos con San Martín.

13 goles en 31 partidos anotó jugando para Atlanta en la Primera B Metropolitana, en una temporada que le permitió dar el salto.

28 veces pegó el grito sagrado en los 56 partidos que disputó en la Primera C, jugando para Argentino de Rosario y San Miguel.

43 tantos convirtió en la Primera D, en la que disputó 101 juegos. En esa categoría, jugó para Argentino de Rosario y San Miguel.

0,40 gol por partido es el promedio que tiene Pons en San Martín. Una gran efectividad, ya que no en todos los juegos fue titular.

100 tantos lleva como profesional en 224 partidos. Llegó al centenar de gritos gracias al tanto contra Riestra, el pasado domingo.

Rincón "Santo"

Le apuntan al duelo con Chacarita

El plantel “santo” realizó ayer en La Ciudadela la práctica formal de fútbol en la que Favio Orsi y Sergio Gómez comenzaron a delinear el equipo pensando en el juego contra el “Funebrero”. La idea de todos en Bolívar y Pellegrini es sumar de a tres en ese juego para seguir prendido en las primeras posiciones de la zona B.

Aguardan por sus recuperaciones

Sebastián Matos y Fernando Brandán fueron los únicos que no pudieron formar parte de la práctica de ayer. El delantero trabajó junto al kinesiólogo Damián Solís, debido a una molestia muscular. En tanto, el ex volante de Temperley y San Martín de San Juan no participó de la sesión debido a un problema gastrointestinal.

La agenda “santa”

Desde las 10, también en La Ciudadela, los futbolistas realizarán el último entrenamiento en la provincia. Mañana, a partir de las 9, volarán a Buenos Aires y últimarán detalles en una práctica que se llevará a cabo en el predio de San Lorenzo. La idea de los entrenadores es observar, el lunes a la siesta, el juego entre Riestra y Almagro (con el que el “Santo” tiene un duelo pendiente).

Cagna se bajó y Chacarita no encuentra DT

Estaba todo listo para que firme el contrato y se haga cargo del plantel “funebrero”. Pero camino a la reunión en la que iban a dejar todo definido, Diego Cagna (foto) le comunicó a su cuerpo técnico que había tomado la decisión de no dirigir nunca más. Así, Chacarita no encuentra aún el reemplazante de Patricio Pisano. Por ahora, Luis Marabotto seguirá como DT interino.

Tres cambios en “Chaca”

Juan Cruz González, Gonzalo Groba y Nicolás Da Campo reemplazarían a Brian Mieres (táctico) a Ignacio Cacheiro y Diego Rivero (ambos lesionados) en los tres cambios de Chacarita, respecto al equipo que jugó con Instituto la fecha pasada.

Comentarios