Garretón rechaza la propuesta opositora

Aseguró que una ley vigente abarca el pedido

08 Sep 2019
1

El diputado nacional tucumano Facundo Garretón consideró inviable el proyecto de Emergencia Alimentaria Nacional que promueve la oposición.

“Hoy la Emergencia Alimentaria y Social está vigente (a través de la ley 25.724). El Gobierno Nacional (Ministerio de Desarrollo Social y Salud) y las provincias somos responsables en su co-ejecución”, consideró el macrista. Y agregó: “más allá de cualquier declaración de emergencia, las políticas de seguridad alimentaria y según lo dice la ley, le corresponde responsabilidad y ejecución al gobierno nacional y las provincias”.

Garretón, cuyo mandato vence en octubre, aseguró que las partidas presupuestarias para atender políticas alimentarias “siempre estuvieron a disposición”. “Desde inicios de la gestión venimos aumentándolas escalonadamente y sobre todo en los momentos difíciles”, informó.

El diputado defendió los cuatro puntos que abarca el Programa Alimentario aprobado por la ley de Seguridad Alimentaria Nacional: “el programa incluye convenios con cada una de las provincias, se brinda un complemento al otorgamiento de prestaciones alimentarias por parte de las provincias, cada una establece el alcance y tipo de cobertura. También mediante convenio con los gobiernos provinciales se refuerzan prestaciones alimentarias de comedores escolares de las escuelas más vulnerables”.

Y completó: “en segundo lugar, determina Acciones de Nutrición, que tienen por objetivo preservar y mejorar el correcto estado de nutrición de madres, niñas y niños, por medio del control apropiado del estado nutricional, crecimiento y desarrollo, con especial énfasis en la captación y rehabilitación nutricional de la población mal nutrida, a través del otorgamiento de leche fortificada. El tercer punto es el fortalecimiento del trabajo de comedores comunitarios, clubes, organizaciones de base, mediante transferencias condicionadas para brindar desayuno, almuerzo, meriendas, meriendas reforzadas y cenas según las características de cada organización pudiendo ser una o varias prestaciones o entrega de módulos alimentarios. Y, por último, el impulso de la autoproducción de alimentos mediante el armado de huertas”.

Comentarios