El “Alma” aplastó a Corea del Sur

No hubo sorpresa.

01 Sep 2019
1

VIGENTE. Scola resultó clave en la Argentina: aportó 15 puntos y nueve rebotes. Reuters

WUHAN (China).- Ni bien se había conocido que la Selección argentina de básquet debutaría en el grupo B del Mundial de China ante Corea del Sur ya se esperaba un cómodo triunfo. Y así ocurrió: el “Alma” venció con contundencia a los coreanos 95 a 69 (parciales de 22-11, 21-17, 28-16 y 24-25).

Los goleadores del equipo dirigido por Sergio “Oveja” Hernández fueron Nicolás Laprovittola, con 17 puntos, y Luis Scola, último “sobreviviente” de la llamada “Generación Dorada”, con 15 tantos. El “Pibe de 39 años” casi firma un “doble-doble”, debido a que también aportó nueve rebotes. “Estoy contento con mi partido, a la par de lo que fue el equipo. En líneas generales me moví bien dentro de la cancha. Quizás en el primer tiempo no metí tiros fáciles que habitualmente entran”, dijo el capitán del combinado nacional, que jugó en cinco franquicias de la NBA: Houston Rockets, Phoenix Suns, Indiana Pacers, Toronto Raptors y Brooklyn Nets.

Una de las claves de la rotunda victoria estribó en el porcentaje de triples que convirtió la Argentina: 17 sobre 31 intentos; es decir, el 54,8%. De hecho, fue el segundo equipo en este ítem, entre todos los que debutaron ayer en el Mundial. Sólo lo superó Serbia, que en su triunfo ante Angola, por 105 a 59, registró el 65% de eficacia en tiros de tres puntos (13/20).

“En la medida en que la Argentina no se encuentre en desventaja física puede encontrar partidos de las características de este, ante Corea del Sur, porque tiene jugadores de mucha calidad”, opinó el director técnico de Talleres de Tafí Viejo y de la selección tucumana de mayores, Mario Vildoza, respecto del juego de ayer. “No me sorprendió el resultado. La Argentina juega bien, y tiene recambio; tendrá un buen torneo. El problema del equipo es de altura. Si se enfrenta con rivales de talla alta podría complicarse; pero ante conjuntos de similares características físicas podría conseguir un triunfo tranquilamente”, insistió el tío del marplatense Luca Vildoza, que ayer aportó 10 puntos y cuatro asistencias para la victoria.

El plantel coreano promedia 195 centímetros de altura, apenas uno menos que el de la Argentina. Sobre la base del análisis del entrenador tucumano, distinta podría ser la cosa mañana, cuando a partir de las 5.30 el “Alma” enfrente a Nigeria, cuyo plantel promedia 201 centímetros. Ayer, los africanos cayeron en el debut ante el seleccionado de Rusia, por un parejo 82 a 77. La fase de grupos cerrará para la Argentina el miércoles: desde las 9.30 se medirá ante los rusos. (Télam- especial)

Comentarios