El editorial de Van Mameren: ¿es delito ofrecer $ 5.000 por el voto?

Federico Van Mameren cuestionó al productor que ofrece dinero si Macri llega a la segunda vuelta en octubre.

28 Ago 2019
1

Van Mameren durante el editorial de "Panorama Tucumano" JUAN PABLO SANCHEZ NOLI / LA GACETA

Y Tucumán volvió a ser noticia nacional. No por el Centro de Convenciones (que abrieron en la Rural), un logro tucumano. Tampoco por la posible llegada del gobernador Juan Manzur a la jefatura de Gabinete, en el caso de que gane Alberto Fernández, algo que fue desmentido por el propio Manzur.

Tucumán fue noticia nacional porque un productor agropecuario local decidió ofrecer $5.000 a sus empleados si es que Mauricio Macri llega a la segunda vuelta en octubre. $5.000 para que usted vote.

La Justicia debería definir si eso es un delito o no. De cualquier modo, intentar forzar a alguien a que ejerza la libertad del voto de manera incorrecta, es moralmente reprochable. Usted señor (Gonzalo) Blasco no tuvo ningún problema en pasearse por el país comentando la intención de poner $ 5.000 para el voto.

Claro, a usted señor Blasco no le importa lo que diga la Justicia. Pero hay un fallo de la Justicia Electoral Nacional que dice que cualquier acto de clientelismo es delito. Se conoce como el caso "Polino" y precisa con detalles que cualquier intento de cercenar la voluntad del voto es un delito.

Más graves han sido los justificativos. "Pero si otros lo hacen", "pero si otros pagan bolsones". Con esos justificativos venimos dañando gravemente nuestra democracia.

Claro que en la Justicia tucumana no hay fallos al respecto. Tan reprochable como lo de Blasco ha sido la actitud del fiscal Carlos Brito, que no tuvo empacho en decir "yo no sé de qué se trata". Debe ser el único tucumano que no recibió en su celular el audio de Blasco ofreciendo plata. Debería la Justicia ocuparse de la democracia, que está siendo afectada.

Es difícil ocuparse de la democracia en días como hoy. Hace un rato el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, nos volvió a llamar para decirnos que vivimos en función de nuestro dinero y del dólar. 

Por un lado dijo que está ahogado, que no va a poder pagar, ha pedido nuevos plazos, más tiempo al FMI. Pero también ha sido inteligente. Ha tomado la decisión de llevar el tema al Congreso, y le ha planteado al peronismo que debe dejar de hacer declaraciones y tomar decisiones.

Mañana veremos cómo reaccionan los mercados, pero seguramente será un día con ritmo alterado. También veremos cómo se dan las decisiones de los dos antagonismos que están llevando al país a tomar decisiones trascendentales. Lo que está claro es que si no se trabaja en forma conjunta, va a ser muy difícil seguir.

Comentarios