Gasco, el tucumano que volvió de Europa a El Mollar para ser campeón

"La bicicleta es como terapia", confiesa el campeón del Trasmontaña a "Panorama Tucumano".

21 Ago 2019

Las lágrimas de la emoción quedaron atrás. Darío Gasco se va recuperando del cansancio que le dejó el Trasmontaña, esa carrera que ganó el pasado fin de semana y que empieza a quedar como otro de sus logros. Atrás, también quedó la experiencia por Europa, lugar del que volvió para disfrutar de la tranquilidad de El Mollar.

"Aquí es donde me preparo, el lugar que elijo por la geografía, porque me sirve para entrenar. Estuve alquilando siete años en El Mollar, por suerte hoy puedo tener mi casa aquí", le contó a "Panorama Tucumano". "Es una vida bastante dura y sacrificada, pero me sigue gustando por la paz que no se encuentra en ningún otro lado".

Gasco eligió regresar a su provincia, y desechar las comodidades del viejo continente: "es un párrafo aparte; hice seis temporadas en Europa y corrí con los mejores del mundo en Cataluña, allá por 2017 y 2018. Después decidí dar por finalizada esta etapa de mi vida. Irse a otro lado demanda arrancar de cero".

El Trasmontaña es emblemático en Tucumán. Familias enteras se toman la competición como unas vacaciones. No sólo es un deporte, también mueve la economía porque significa y impacto turístico importante

El licenciado en nutrición rompió en llanto luego de coronarse. Es el momento del desahogo: "ss muy difícil que llegue a la meta y que esté entero. Ya me pasó en otro Trasmontaña de decir 'no va más' cuando faltaba un cuarto de carrera. Pero sacás energía del corazón y de la cabeza. Uno empieza a pensar en todo lo que pasó para llegar ahí. Faltan 20 minutos para terminar la carrera pero parece una eternidad".

"La bicicleta son como mis muletas, en ellas me apoyo cada día. Es terapia, es fortalecerse a uno mismo. A veces me preguntan qué música voy escuchando, yo respondo que es la que el aire da en mis orejas", cierra el concepcionense enamorado de las dos ruedas.

Comentarios