La Corte recibe al quinto fiscal de Estado desde 1982

Los últimos dos gobiernos aportaron tres.

20 Ago 2019

Eleonora Rodríguez Campos se convertirá hoy a las 12 en la quinta fiscala de Estado desde 1982 que deja su cargo en el Poder Ejecutivo para asumir como vocal de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán. La ex funcionaria del Gobierno de Juan Manzur reemplazará al pionero de la serie, René Goane, quien fue fiscal de Estado de la gestión de facto de Antonio Merlo (1981-1983). Por primera vez desde la consolidación de esta tendencia habrá en la Corte tres ex jefes -Rodríguez Campos, Daniel Leiva y Antonio Estofán- del cuerpo de defensores de los actos de las últimas dos administraciones de la Provincia. Estos serán mayoría puesto que cinco miembros componen el alto tribunal.

Rodríguez Campos trabajó con Estofán y Leiva -ingresaron respectivamente a la Corte en 2007 y en febrero pasado-, y estuvo a cargo de la Fiscalía alrededor de un semestre. Ello es suficiente para bloquear la posibilidad de que juzgue en los casos en los que había intervenido como máxima responsable de la estrategia procesal del Estado. Además de ser la primera mujer al mando de la Fiscalía que logra ser escogida para cubrir un despacho en la Corte, la nueva vocal es hija de la ex camarista Elva Graciela Jiménez, que es hermana de Edmundo Jiménez, ministro público fiscal. Esa segunda condición anticipa una foto única en la historia institucional de Tucumán: tío y sobrina sentados en el mismo estrado junto al presidente de la Corte, Daniel Posse, y los vocales Estofán, Claudia Sbdar y Leiva, y el ministro público de la Defensa, Washington Navarro Dávila.

La tradición que convirtió a la Fiscalía de Estado en trampolín para el posterior acceso a una silla vitalicia en el alto tribunal no empezó técnicamente con Goane, pero a partir de allí ganó regularidad. En los registros consta un caso anterior al Golpe de 1976: la designación de Estratón Lizondo, ex fiscal de Estado de Fernando Riera. En 1995, Ramón Bautista Ortega nombró a Alfredo Dato, quien en ese momento era ministro de Gobierno y Justicia, pero antes había estado en la Fiscalía. En 2007, Dato renunció para ser candidato oficialista a diputado y José Alperovich llenó esa vacancia con Estofán. A continuación, el ex gobernador intentó nombrar a su entonces fiscal de Estado, Francisco Sassi Colombres, pero las objeciones del kirchnerismo lo obligaron a dar marcha atrás y a proponer a Sbdar. De modo que con Rodríguez Campos Manzur está “superando a su antecesor”. La pregunta es si repetirá la receta con su nuevo fiscal de Estado, Federico Nazur.

Comentarios