Los gestos de Macri: dos discursos, pero la misma molestia

A pesar de que el mensaje verbal cambió entre el lunes y el miércoles, su cuerpo transmitió el mismo grado de ofuscación. Análisis de un experto en comunicación no verbal.

15 Ago 2019

¿Hasta qué punto fueron distintos los discursos que dio el presidente Mauricio Macri ayer y el lunes? Los mensajes fueron prácticamente opuestos desde lo discursivo. Sin embargo, lo que transmitió el mandatario con el cuerpo estuvo ambos días en la misma sintonía: manifestó el mismo grado enojo, ofuscación y de molestia, según analizó Hugo Lescano, director del Laboratorio de Investigación en Comunicación No Verbal.

“El discurso de ayer fue idéntico -en su esencia y en sus emociones- al que vimos el lunes. La diferencia es que ayer tuvo un equipo de comunicación que le dio un discurso, que él lo lee pero que no está de acuerdo con el contenido, por eso el cuerpo se rebela cuando dice cosas sobre lo que no está convencido. Nuestro cuerpo no sabe mentir”, reflexionó el especialista ante la consulta de LA GACETA.

GESTOS DE ENOJO. A pesar de que se disculpó y dijo que respeta el resultado, su cuerpo expresó otras cosas. captura de video

Lescano manifestó que el lunes, incluso desde lo verbal, Macri salió con un discurso culpabilizador. “No mostró signos de reconocimiento de algún tipo de error. Estaba molesto, con emociones negativas. Había desprecio cuando se refería a la oposición y signos de rechazos. No obstante, el cuerpo mostró algunas cuestiones referidas a situaciones culpógenas. Miró abajo y a la izquierda, a donde no había nadie: esa es la mirada de la culpa, es totalmente instintivo e involuntario. Por lo tanto podemos decir que, a pesar de que dijo que la culpa no era suya, se sentía culpable”, manifestó.

Respecto al discurso de ayer, el director del Laboratorio de Investigación en Comunicación No Verbal afirmó que detectó en su cuerpo señales similares a las del lunes. “Lo podemos ver, por ejemplo, levantando los puños cuando habla de diálogo, como diciendo ‘no vamos a dialogar, vamos a pelear’”, explicó.

Lescano también dijo que, al empezar a hablar ayer, Macri levanta los hombros y abre sus manos. “Su cuerpo dice ‘no sé por qué estoy acá y no sé por qué estoy leyendo esto”, dijo. Además remarcó que el discurso fue completamente leído, y que al hablar de culpa, no llega a tocarse el cuerpo con sus manos, lo que demuestra que realmente no asume la responsabilidad.

Las frases del lunes

- Lectura de resultados

“Toda elección es un mensaje y nosotros lo escuchamos. Los votos que no nos acompañaron representan una bronca acumulada de todo el proceso duro económico que tuvimos que recorrer en estos tres años y medio”.

- Culpas a los rivales

“Ante el resultado favorable para el kirchnerismo, el dólar volvió a subir. El problema que tenemos es que la alternativa no tiene credibilidad. El kirchnerismo debería hacer autocrítica; el mundo ve eso como el fin de la Argentina. Los argentinos debemos decidir si vamos al pasado, que nos lleva a lo que pasó hoy”.

- Pesimismo

“La euforia que había en el mundo económico local e internacional el viernes pasado, a partir de encuestas que estaban equivocadas, y decían que íbamos a tener un buen resultado. Veíamos gente que estaba dispuesta a invertir y a partir del resultado favorable al kirchnerismo hemos tenido un día muy malo”.

- Sin autocrítica

“Hoy estamos más pobres; me mata pensar que con un resultado positivo estaríamos creciendo. De esa parte no me puedo hacer cargo. Yo no manejo los mercados”.

- Más cuestionamientos

“Estamos gobernando, y lo hemos hecho en situaciones peores; el kirchnerismo tiene muchísimas más responsabilidad que antes del domingo”.

- Política del pasado

“Ellos creen que pueden mejorar la economía, yo no creo. Si caemos en la política del pasado no van a haber mejoras, no existen las cosas que ellos utilizaron para generar como buen gobierno populista un presente bueno a un futuro hipotecado”.

Los mensajes de ayer

- Bajando revoluciones

“Quiero pedirles disculpas por lo que dije en la conferencia del lunes. Dudé en hacerla porque todavía estaba muy afectado por el resultado del domingo. Además, sin dormir y triste por las consecuencias”.

- Autocrítca

“Sobre el resultado de la votación, quiero que sepan que los entendí. Sepan que respeto profundamente a los argentinos que votaron otras alternativas, a los que votaron por nosotros en el 2015 y esta vez eligieron no acompañarnos. Que ello haya sucedido es pura y exclusivamente responsabilidad mía y de mi equipo”.

- Analogía

“El domingo hubo muchos argentinos que creyeron en el camino que empezamos, pero que después de un año y medio muy duro, dijeron ‘No puedo más’. “Sintieron que durante este tiempo los exigí mucho y que lo que les pedí fue muy difícil. Fue como trepar el Aconcagua y hoy están agotados, cansados, enojados”.

- Marcha atrás

“Veo que la Argentina se está poniendo de pie, pero haciendo una autocrítica: soy consciente de que el día a día terminó siendo una exigencia agotadora para muchos”.

- Respeto por el voto

“Quiero insistir que respeto profundamente la decisión de los argentinos que, votándonos en el pasado, en esta elección no lo hicieron. Entiendo su enojo, su cansancio”.

- Repaso y mirada al futuro

“Hace tres años y medio ustedes me eligieron para cambiar nuestro país en serio y si bien logramos muchas cosas juntos, ese proceso nunca estuvo exento de errores. Pero sepan que mi intención de hacer y de construir es siempre sana y verdadera”.

En Esta Nota

Mauricio Macri
Comentarios