San Martín le ganó a Gimnasia de Jujuy un amistoso en La Ciudadela

Ramiro Costa anotó dos goles para que el "Santo" llegue afilado al debut. Fue 2-1.

04 Ago 2019
1

Ramiro Costa LA GACETA / FOTO DE ANTONIO FERRONI

Ante una multitud que debió esperar más de tres meses para volver a ver al club de sus amores, San Martín derrotó por 2-1 a Gimnasia de Jujuy, en un amistoso previo al debut de ambos equipos en la renovada Primera Nacional. 

Con dupla de entrenadores nueva y una decena de jugadores que llegaron tras el receso, el "Santo" se estrenó ante sus hinchas, que colmaron las tribunas de La Ciudadela con la ilusión de que este equipo devuelva a la institución a la Superliga Argentina. 

Aunque el "Santo" alternó buenas y malas durante todo el partido, en casi todos los pasajes del juego fue el dominador, con una dupla central conformada por Juan Mercier y Matías Fissore que, si bien debe aceitarse, controló a los mediocampistas del equipo jujeño. 

En el fondo no pasó demasiada zozobra. Con Ignacio Arce firme en el arco, Rodrigo Moreira y Abel Luciatti como centrales, más Pier Barrios y Lucas Diarte como laterales, de mitad de campo hacia atrás dio seguridad en sus movimientos y en cada salida del equipo. 

Lo que quedó claro es que al equipo le faltó alguien que genere juego para los delanteros. Ni Gonzalo Lamardo ni Nicolás Castro tuvieron desempeños desequilibrantes por las bandas. Y eso que los intercambiaron al final del primer tiempo.  

Adelante Luciano Pons y Ramiro Costa las pelearon a todas, pero generalmente lejos del área del conjunto jujeño. 

Sobre el final del primer tiempo, el partido se abrió para los tucumanos. En dos minutos, Costa demostró que es letal adentro del área y anotó dos goles para que el "Santo" se vaya al descanso 2-0.

Ya en el complemento, los numerosos cambios hicieron que el juego pierda intensidad y que los jujeños empiecen a manejar más la pelota. Así llegó el descuento, después de una buena jugada colectiva que Daniel Juárez definió ante la salida de Arce. 

En el balance general, San Martín sumó minutos ante un rival al que deberá enfrentar dos veces en la temporada que arrancará dentro de 15 días. Los entrenadores Favio Orsi y Sergio Gómez tendrán que trabajar en la asistencia a sus delanteros. Tal vez en Claudio Mosca (no jugó hoy por estar lesionado) o en algún refuerzo de última hora encuentren la solución al gran problema evidenciado hoy. 

Lo cierto es que, como diría Héctor Veira: "la base está". Ahora hay que hacerle retoques para que San Martín arranque con el pie derecho ante Almagro, en el inicio oficial de la temporada. 

Comentarios