Comerciantes denuncian que se está produciendo una ola de robos en la avenida Solano Vera

“Pagamos impuestos al municipio, a la Provincia y a la Nación, pero lo mismo tenemos que contratar serenos”, dijo un comerciante.

29 Jul 2019 varios autores

La Solano Vera es una de las avenidas con más historia de Yerba Buena. Nace en la esquina donde estaba la farmacia de don Predro Maderuelo (toda una institución en la ciudad); donde El Mastil se erguía como máximo punto de referencia. Terminaba en La Rinconada y, después, casi la nada; es decir, las tierras dedicadas al cultivo o los mismísimos cañaverales. Pero esa es una imagen del pasado. Actualmente, esa arteria se ha transformado en una de las principales vías de acceso a los countries del sur y tiene una importantísima actividad comercial. Pero también se ha convertido en una de las vías de dcirculación más inseguras del municipio. En menos de un mes, se produjeron al menos 10 robos.

“A veces atacan de noche, a veces de día. Esto es tierra de nadie”, se lamentó Esteban Lamontanaro, presidente de la Cámara de Comerciantes de Yerba Buena. Él es administrador de un grupo de WhatsApp donde sus miembros denuncian todos los hechos que sufren. “No paran de llegar mensajes. La inseguridad se incrementó bastante en las últimas semanas. Necesitamos más protección. Lo más grave es que cada vez son más los delitos que se producen a mano armada, y en cualquier momento puede pasar algo mucho más grave”, agregó en la entrevista con LA GACETA.

La Solano Vera, con el correr de los años, por la cantidad de comercios que se instalaron en cada cuadra, se transformó en la segunda avenida con más actividad de la ciudad. Está detrás de la Aconquija y por delante de la Presidente Perón. Su transformación, como ocurre normalmente, ha sido desordenada y hasta caótica. La construcción de modernos locales convive con las verdulerías de barrio. La arteria, por sectores, no está en buenas condiciones; el tráfico, por la cantidad motocicletas, autos y´ómnibus, más la falta de veredas y el poco apego a cumplir con las normas de tránsito, la convirtió en complicada. Y ahora se sumó la inseguridad.

“Acá cerca hay una villa y hay dos familias que se dedican a robar. Es terrible. Estuve varios años trabajando en un local de avenida Solano Vera al 300; hasta hice poner rejas y alarma pero igualmente estos tipos encontraban la manera de romper los vidrios y sacar la mercadería, o subían por los techos. Se las ingeniaban y tuve que cambiarme”, contó Lamontanaro.

Agregó que los comerciantes están indignados. “Pagamos muchos impuestos al municipio, a la Provincia y a la Nación y no contamos con seguridad. Entre todos tenemos que pagar un sereno para sentirnos más seguros. Atendemos con rejas... ¿Cómo puede ser?”, expresó.

Inhibidores de moda

Remarcó que hay poco control policial y que los vecinos están enojados porque en las últimas semanas fueron víctimas de diferentes tipos de delito. “Está de moda, por ejemplo, que te abran los autos con inhibidores de alarmas, sobre todo en los estacionamientos donde hay muchos vehículos”, dijo.

Mauricio Argiró, secretario de Seguridad de Yerba Buena, reconoció los problemas de inseguridad en la zona. “La mayoría de los hechos se produjeron a la madrugada. Tenemos capacidad para que los guardias urbanos municipales (GUM) hagan recorridos de 6 a 24. Esperamos poder ampliar el número de efectivos en los próximos meses para seguir colaborando”, explicó a LA GACETA.

“La situación no me sorprende porque los 50 efectivos que fueron enviados en octubre pasado por el Gobierno fueron retirados en enero. No volvieron más. De las promesas que hicieron para contar con mayor presencia policial sólo quedó la Brigada de Investigaciones de Yerba Buena, que está trabajando muy bien, pero no es suficiente”, agregó. Argiró renovó las críticas contra del gobierno de Juan Manzur por la inseguridad en Yerba Buena. “Pese a los grandes anuncios que se hicieron en tiempos electorales, sigue sin avanzar el proyecto con que supuestamente se iban a incorporar unos 700 vigías a las fuerzas policiales. De eso no hay nada y estamos esperando una solución”, concluyó.

Operativos policiales

El jefe de Policía, Manuel Bernachi, reconoció que en esa zona de Yerba Buena se están produciendo robos, pero destacó que la fuerza nunca dejó de realizar controles. “Lo estamos intensificando con el correr de los días y vamos a seguir haciéndolo porque es una localidad que nos interesa mucho y a la que estamos vigilando, al igual que otras”, explicó mientras dirigía el operativo que se realizó el sábado en la zona de la Plaza Vieja. Dijo que se organizarán nuevos operativos de prevención para reforzar la tarea que se viene desarrollando.

“También enviaré a los jefes de las distintas dependencias para que hablen con los comerciantes para que atiendan críticas y sugerencias y se fijen pautas de trabajo. Nos pasó con los bikers y tuvimos una gran experiencia. Ahora queremos hacer lo mismo con los comerciantes de la Solano Vera”, concluyó.

Comentarios