Se produjo un homicidio cada dos días y medio en el primer semestre

El robo sigue siendo el principal móvil de las muertes que se produjeron durante los primeros seis meses de este año.

21 Jul 2019 Por Gustavo Rodríguez

Se incrementaron casi un 40% los asesinatos con relación a la primera mitad de 2018. El robo sigue siendo el principal móvil de las muertes que se produjeron durante los primeros seis meses de este año. Los casos provocados por la violencia intravecinal se ubicaron en segundo lugar, dejando de lado a los casos de violencia intrafamiliar, que tuvieron una significativa disminución.

Números en rojo

Los 68 homicidios que se registraron en el primer semestre de este año representan  casi un 40% con respecto al mismo período de  2018, cuando se produjeron 48, según los casos publicados por LA GACETA. En los seis meses de 2019 se produjo, en promedio, un crimen cada dos días y medio, mientras que el año pasado se daba cuenta uno cada cuatro días. Marzo, con 15 casos, fue el mes más violento del año. Febrero de 2018 fue el único que tuvo más crímenes, ya que se cometieron 11 y, en ese mes de 2019, hubo ocho. Otro dato llamativo surge al hacer la comparación de mayo: casi se triplicaron los hechos; entonces hubo cuatro, y en 2019 fueron 11.

Descenso de casos

Los cambios de la cúpula policial probablemente incidieron en un freno a la escalada de inseguridad. Entre enero y febrero se produjeron 27 homicidios en ocasión de robo. Ese tipo de delito fue disminuyendo al haber mayor presencia policial en las calles. En enero hubo 10; en febrero, siete; en marzo, 10; en abril, cuatro; en mayo, tres y en junio, dos. Justamente, por primera vez en este 2019, este tipo de crímenes no supera los índices del año pasado.

Víctimas y victimarios abatidos

Los homicidios en ocasión de robo sirven para graficar un plan de seguridad. Esos números reflejan a la claridad el nivel de violencia en los robos. En lo que va del año murieron 14 tucumanos en manos de las personas que los robaron, mientras que el año pasado fueron 11, es decir, hubo un incremento del más del 20%. Sin embargo, está muy por encima de lo que sucedió a lo largo de los años anteriores. Según los informes de la Nación, en 2014 se registraron 12 y en 2015, 11. Y está muy cerca de alcanzar o superar los números de 2016 (16), 2017 (17) y 2018, que rondarían al menos en 26. También aumentó la cantidad de supuestos ladrones que fueron abatidos por sus victimarios, es decir, las personas a las que pretendieron asaltar. Según los casos publicados por LA GACETA, se quintuplicaron las muertes: en este semestre se registraron 15 hechos de estas características, mientras que el año pasado, hubo tres.

Por otra parte, cuatro tucumanos murieron al ser alcanzados por las balas que salieron de las armas de los asaltantes. En la mitad de esos casos, las víctimas intentaron defender a terceros que estaban siendo víctimas de robos. Por último, tres supuestos asaltantes fueron abatidos por policías después de haber cometido delitos contra la propiedad.

Se revierte la tendencia

En el primer trimestre las muertes que se producían en situación de robo dominaban la escena de la provincia. Sin embargo, recién en abril se revirtió esa tendencia cuando se produjeron más muertes por conflictos vecinales. En mayo, la violencia intrafamiliar copó la escena y, en junio, volvió a ser la violencia en los barrios.

Enemistad, drogas, alcohol

En este primer semestre se produjeron bajas en los homicidios generados por enemistad (siete en 2018/seis en 2019) y los crímenes por cuestiones vinculadas a las drogas (6/5). Sin embargo, surgieron otros datos llamativos: se produjeron cinco hechos en los que están ligados el consumo de alcohol y estupefacientes. También se produjeron tres ajustes de cuentas.

Menos femicidios

En los crímenes de violencia intrafamiliar hubo disminuciones en los femicidios (seis en 2019/siete en 2018) y parricidios (1/3). No hubo filicidios, mientras que en el primer semestre de 2019 hubo tres. Se incrementaron los casos de muertes entre cuñados y mujeres que acabaron con la vida de sus parejas: de 3 subió a 4.

Números de la violencia

El robo fue el principal móvil de los asesinatos que se registraron durante los primeros seis meses en la provincia. Con 36 casos, representan casi el 50% del total. La violencia que se percibe en las calles también está presente en estos números: aumentaron un 50% los crímenes por conflictos intravecinales, ya que de los 14 que se registraron en 2018, en lo que va del año, se produjeron 21.

Los crímenes intrafamiliares, principal móvil de los homicidios registrados en el primer semestre de 2018, tuvieron una baja importante: de 16 casos se pasó a 11. En estos primeros seis meses no hubo hechos por exceso policial.

En Esta Nota

InseguridadViolencia
Comentarios