Cálido recibimiento para la diputada atacada por Trump - LA GACETA Tucumán

Cálido recibimiento para la diputada atacada por Trump

“Bienvenida a casa”, escuchó Ilhan Omar al bajar del avión en su ciudad, Minneapolis.

20 Jul 2019
1

LA PESADILLA DE TRUMP. El mandatario se ensañó en especial con Omar y la acusó de defender a Al Qaeda. reuters

MINNEAPOLIS, Estados Unidos.- La congresista estadounidense musulmana Ilhan Omar fue arropada por sus comprovincianos del estado de Minnesota, a su regreso de Washington, luego de un fin de semana en el que fue atacada a raiz de su origen somalí (junto con otras tres legisladoras) por el presidente Donald Trump.

Omar fue recibida por decenas de personas en el aeropuerto de Minneapolis-Saint Paul, que coreaban “¡Bienvenida a casa!”.

La calurosa acogida en el Estado que representa Omar responde a la tensión racial que desataron los dichos de Trump.

El fin de semana, el presidente publicó mensajes en Twitter en los que instaba a cuatro congresistas demócratas de la Cámara de Representantes a que abandonen Estados Unidos y que retornen a los lugares “infestados de crimen de donde vinieron”, en referencia a sus orígenes latinos, africanos o de Medio Oriente. Omar llegó de Somalia con su familia siendo una niña y consiguió la ciudadanía estadounidense tiempo después.

El miércoles, en un discurso de hora y media en Carolina del Norte, Trump elevó la apuesta y dedicó 20 minutos a atacar a las representantes de “El Escuadrón”, integrado por Alexandria Ocasio-Cortez, Rashida Tlaib, Ayanna Pressley y por la propia Omar, con quien se ensañó especialmente. La acusó sin base de haber pedido compasión para los miembros del Estado Islámico o de enorgullecerse de Al Qaeda. Miles de asistentes comenzaron a gritar: “¡traidora!” y “¡Envíala de vuelta”. Trump guardó silencio durante 14 segundos y los dejó continuar, lo que le valió una catarata de acusaciones de instigar al odio a su base de votantes, conformada por blancos pobres o de clase obrera.

Omar -para quien se ha pedido un refuerzo en la seguridad, ante la posibilidad de que los dichos de Trump inspiren un crimen de odio- respondió que no lograrán intimidarla, y confirmó lo que ya había dicho en campaña: “somos una pesadilla para Trump y lo seguiremos siendo”. “Estoy en el lugar al que pertenezco, la casa de la gente, ¡y vas a tener que lidiar con eso!”, dijo en un video subido a las redes sociales. “Por mucho que siga escupiendo su ideología fascista, diciendo a los ciudadanos que se vayan porque no están de acuerdo con sus políticas perjudiciales para el país, nosotras decimos que, en Estados Unidos, la disidencia es patriótica”, dijo.

Omar respondió a los ataques citando a la poeta y activista por los derechos civiles Maya Angelou en Twitter: “Puedes dispararme con tus palabras, puedes cortarme con tus ojos, puedes matarme con tu odio, pero aún así, como el aire, me levantaré “. (Reuters-Especial)

Comentarios