“Hay que discutir una reforma laboral y tributaria en serio”

Gerardo Beltrán, presidente de CAME, dijo que el acuerdo entre el Mercosur y la UE es un gran desafío.

19 Jul 2019
1

EN LA FET. Gerardo Beltrán dijo que es imprescindible una ley que ataque los costos laborales. LG PLAY

“Tenemos que animarnos a discutir una reforma laboral y tributaria en serio. No podemos relacionarnos con la Unión Europea teniendo las asimetrías productivas que tenemos”. La afirmación pertenece a Gerardo Beltrán, presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) quien participó ayer de la apertura de la nueva edición de la ExpoFET PyME, que se desarrolla en la sede de la Federación Económica de Tucumán (FET).

En diálogo exclusivo con LA GACETA, el dirigente no sólo se refirió a la situación de las pequeñas y medianas empresas en general, sino que también habló del reciente acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea. “Este acuerdo representa una gran oportunidad, pero también un terrible desafío. Por eso tenemos que hacer las reformas necesarias en la Argentina”, señaló. Y agregó: “tenemos que lograr establecer una política de Estado que realmente sea independiente del partido político que esté al frente del gobierno. Es la única manera de recuperar la competitividad y lograr una efectiva integración con el resto del mundo”.

La metamorfosis

En este sentido, Beltrán aseguró que el mundo está cambiando de una manera vertiginosa. Y la Argentina tiene que subirse a ese tren, si quiere salir adelante como país. “Para que esto ocurra, es necesario concretar las reformas que faltan. ¿Cuáles? Lo venimos hablando desde hace tiempo: tenemos que discutir una nueva ley de empleo, una seria y real reforma impositiva y definir qué sistema financiero queremos en la Argentina. Y hay que debatir, no para beneficiar a algún sector en particular, sino para lograr un consenso entre todos los jugadores que componen la comunidad política, económica y sindical. Porque siempre, en los grandes acuerdos, hay algunos beneficios para un lado y algunos perjuicios para otros. Pero tenemos que empezar a discutir estos cambios porque estamos quedando fuera del contexto, no ya del mundo, sino de la región”, argumentó.

Respecto de la reforma laboral en particular (un tema que generó ya un feroz enfrentamiento entre el sector gremial y la CAME), Beltrán señaló que no se quiere perjudicar al trabajador. “Nuestra intención es que se apruebe una ley que permita dinamizar el empleo y atacar los costos laborales, no los salariales. Las PyME viven del consumo interno y por eso necesitamos que haya buenos salarios porque eso aumenta el consumo. Pero los costos son demasiado altos y hay que bajarlos. De allí que, en la reforma que planteamos, entra no sólo lo impositivo y laboral, sino también lo logístico. Hoy, como estamos, no podemos acceder al mercado de la Unión Europea”, enfatizó.

El dirigente sostuvo que una reforma financiera también es necesaria. “Las PyME no pueden estar sujetas a los vaivenes financieros. Una empresa PyME no vive ni tiene capacidad, por ejemplo, para comprar Lebacs. La inversión más importante especulativa que algún día puede hacer es usar 30 días un plazo fijo”, sentenció. Y añadió: “por otra parte, hay que buscar la forma de fondear tasas especiales para PyME”.

Las regionales

Respecto de las economías regionales, Beltrán dijo que el acuerdo entre el Mercosur y la UE será muy beneficioso para las provincias. “Creemos que es necesario que las economías regionales se reconviertan. De hecho, un capítulo del acuerdo dispone la existencia de un fondo común dentro del mercado común para ser destinado a la reconversión de las PyME. No sólo de la Argentina, sino también para todos los países del Mercosur. Por eso, creemos que esta es la oportunidad para que las PyME tomen un protagonismo muy fuerte”, dijo.

Asimismo, señaló que el 90% de las PyME viven del mercado interno. Sólo el 10% de ellas exporta. “Por eso, la forma de crecer y desarrollarnos es abastecer plenamente al mercado interno, pero tener el horizonte abierto para nuevas exportaciones”, manifestó.

Finalmente, Beltrán aseguró que la actual coyuntura económica ha puesto a las pequeñas y medianas empresas en una situación muy difícil. “Sin duda las PyME son las que han soportado los vaivenes de la macroeconomía. Pero ahora vemos que hay un indicio de mejora, ya que la inflación (que es la madre de todos nuestros problemas) ha comenzado ya a ceder. Y, con ella, comenzaron a bajar las tasas, lo que nos permite vislumbrar una mejora en el futuro. Venimos con 18 meses de caída en las ventas y ya estamos en el piso. Pero, si no se hacen las reformas, ese piso no comenzará a crecer”, concluyó.

Comentarios