La reanudación de obras en la iglesia de San Francisco - LA GACETA Tucumán

La reanudación de obras en la iglesia de San Francisco

19 Jul 2019

En esta pesadilla de demoliciones y derrumbes, ocurrida en los últimos tiempos en materia de patrimonio arquitectónico, es una buena noticia el anuncio de que la Secretaría de Planificación de la Nación, de la que depende la Dirección Nacional de Museos y Monumentos Históricos, destinará alrededor de 4 millones de pesos para las obras de restauración de la iglesia de San Francisco.

El proceso de recuperación y puesta en valor se había iniciado en 2009; sin embargo, solo se ejecutaron las dos primeras etapas; entre 2014 y 2015, la Municipalidad de San Miguel de Tucumán realizó intervenciones de consolidación estructural. El 21 de agosto pasado, el templo fue cerrado preventivamente por las direcciones de Catastro y Defensa Civil de la Provincia cuando cayeron sobre el atrio pequeños revoques desde el alero.

“Queremos que vuelva a ser un templo vivo y no un depósito”, dijo el guardián del convento, fray Fernando Lapierre. El dinero no alcanzará para ejecutar la totalidad de las obras de recuperación del histórico edificio; se encararán las más urgentes, que garanticen la seguridad del monumento y de las personas.

Desde marzo una comisión honoraria ad hoc integrada por representantes de distintos organismos nacionales y provinciales dedicados a la conservación de monumentos históricos, se viene haciendo un relevamiento del inmueble. “Encaminados los primeros trabajos con el aporte nacional, la comisión analizará ahora los ofrecimientos que realizaron en su momento los gobiernos provincial y municipal, así como referentes del sector privado”, la arquitecta que preside la comisión.

En la etapa inicial, se encararán trabajos para proteger la fachada y colocar mallas de seguridad sobre la calle San Martín. En otro momento, se abordará también la recuperación del valioso patrimonio jesuítico de más 400 años (muebles, retablos, pinturas murales e imaginería) que requiere una intervención especializada. Por esa razón, la orden franciscana abrirá en los próximos días una cuenta para que los tucumanos colaboren.

El predio del convento funcionó en 1812 como cuartel general del Ejército del Norte comandando por el general Manuel Belgrano y en ese suelo recibieron sepultura los héroes caídos en la Batalla de Tucumán el 24 de septiembre de ese año. Durante el combate sirvió además como hospital de sangre para atención de los soldados heridos. La construcción de la actual iglesia de San Francisco se inició en 1873, y se inauguró el 26 de septiembre de 1891. Declarado monumento histórico nacional en 1963, el templo fue diseñado y construido por el arquitecto franciscano italiano, fray Luis Giorgi. Es uno de los más antiguos de la provincia y quizás único en el país por su valor histórico, cultural y artístico. Algunas de las figuras que componen los frescos pintados por el artista italiano Aristene Pappi en 1925 están prácticamente borradas.

“Iglesia histórica en peligro” se titulaba el editorial de LA GACETA de enero de 1985. Sería importante que luego de 34 años, se tomaran las previsiones del caso para que la restauración de nuestro templo histórico se realice en forma sostenida y completa, porque está visto que luego de las interrupciones por falta de fondos, pasa un largo tiempo hasta que los trabajos se retoman y el peligro de derrumbe reaparece.

Comentarios