Mercedes Aguirre sostiene que “un sector de la sociedad le dio la espalda a la historia”

El pedido de demolición del ex cine Edison se suma a la inminente desaparición del Buen Pastor. Qué es el “efecto Parravicini”

18 Jul 2019 Por Guadalupe Norte
1

EL BUEN PASTOR. El centenario edificio que se encuentra en Mendoza al 800, casi Jujuy, será demolido. LA GACETA / FOTO DE HÉCTOR PERALTA.-

Tras los rumores de una posible demolición del ex cine Edison -edificio ubicado en la intersección de 9 de Julio y General Paz- se reavivaron los debates sobre la conservación de edificios que poseen cierto valor patrimonial y arquitectónico.

Cada vez que se conoce la noticia de que un edificio antiguo será demolido o reformado (a Catastro Municipal ya ingresó un pedido para demoler el Edison), en las redes y en las diferentes plataformas de LA GACETA se multiplican las voces a favor y en contra. Estos debates parecen haberse incrementado luego de la tragedia del ex teatro Parravicini, 24 de Septiembre al 500 (el año pasado se derrumbó la fachada y causó tres muertes).

“El número de propiedades de interés municipal que se están demoliendo sigue siendo bajo -aclara Pablo Lazarte, director de Catastro y Edificación de la Municipalidad capitalina-. Lo que pasa es que la sociedad quedó sensibilizada por lo del Parravicini. Inclusive, son los propios ciudadanos los que nos informan sobre la aparición de grietas en edificios o situaciones que parecen peligrosas ”.

Más de 100 inmuebles están amparados por la Ley de Patrimonio Cultural (ley provincial Nº 7.500). Es una normativa que protege los inmuebles de valor cultural y estético para evitar su alteración sin previa autorización de la Comisión Provincial del Patrimonio Cultural.

Otros edificios que quedaron al margen de dicha reglamentación figuran en el “Inventario de Sitios y Edificios de Valor Patrimonial” de la Municipalidad capitalina. Todos ellos están especificados en la ordenanza 1773/91. En este listado hay todo tipo de construcciones, inclusive algunas que pasan inadvertidas a la mirada del peatón. De todos modos, la inclusión en este inventario no impide que sean demolidos o reformados. Si bien en barrio Sur el ex cine Edison es la última muestra de art déco en la zona, existen otras representaciones arquitéctonicas de valor. Entre ellas, Mercedes Aguirre, directora de Patrimonio Cultural del Ente Cultural de Tucumán, destaca las casas chorizo, las de estilo art nouveau y los frentes con un marcado estilo europeo.

“Si bien hay algunas viviendas que no son las más representativas de su periodo, sí lograron permanecer en el paisaje urbano. A lo mejor eran poco relevantes en su momento, pero, como muchas casas fueron demolidas, ahora adquirieron valor. Se volvieron importantes porque conforman la memoria que nos queda”, Aguirre.

En tal caso cabe preguntarse cuál es el límite para la preservación del patrimonio cultural. “Hay un sector de la sociedad que decidió darle la espalda a la historia, no valorar al pasado y fijarse en lo contemporáneo -comenta Aguirre-. Lo que falta es que el relevamiento de la ciudad, sus edificios y espacios históricos tengan una mayor difusión. Se necesita un mayor conocimiento sobre nuestro patrimonio cultural, y no solo de las propiedades afectadas por la ley de Patrimonio”.

Contrapuestos

“Son discusiones con puntos de vista contrapuestos. Un caso bastante significativo fue la demolición del ex Banco Francés (San Martín al 700). Los informes de cambios estructurales eran contundentes: había que demoler. Pero, cuando te ponés a conversar con la gente que defiende el patrimonio, te das cuenta de que ellos tienen otra mirada. Quizás no la técnica, pero sí la de buscar el modo de que esos edificios sean mantenidos”, explica Lazarte.

> Propuesta
Piden compensaciones para los propietarios
Pese a su valor histórico, cuando un edificio es de propiedad privada y no está amparado por la Ley de Patrimonio de la Provincia, la decisión de una posible preservación o demolición del inmueble depende de su propietario. “Nos está faltando una forma de retribuir al propietario privado. Hace varios años que venimos proponiendo un instrumento legal que aluda a la compensación de la capacidad constructiva”, explicó Mercedes Aguirre, directora de Patrimonio Cultural del Ente Cultural tucumano.

> Dos antecedentes
El ex  Banco Francés ya no existe y el Buen Pastor va por el mismo camino

Después de una larga polémica, el edificio del ex Banco Francés (San Martín 730) fue demolido. Aunque el edificio no estaba afectado por la Ley de Patrimonio de la Provincia, la Comisión de Patrimonio del Ente de Cultura se manifestó en contra. De todos modos, hoy ya no existe. Otro caso es el Buen Pastor (ubicado en Salta y Mendoza), infraestructura perteneciente al Arzobispado y que será parcialmente demolida por temor a un colapso. La medida ya cuenta con el permiso municipal.

Comentarios