San Martín: mejor que un viaje de egresados

Los chicos promovidos aún no caen.

16 Jul 2019
1

NUEVOS “LOOKS”. Heredia, González y Romero lucen pelados, luego de ser “bautizados” por el arquero Ignacio Arce.

El buen ánimo parece ser el factor común de cada sesión que realiza el plantel de San Martín en Perico. Los entrenadores fueron tajante cuando asumieron y lo repiten cada vez que tienen una oportunidad: “queremos un buen grupo. Eso es fundamental para armar un buen equipo”, afirman cada vez con más frecuencia.

Por eso, las carcajadas y las sonrisas están a la orden del día. Los 11 futbolistas que llegaron como refuerzos de a poco van encajando dentro del grupo y mientras tanto hay tres futbolistas que miran en silencio, tratando de aprovechar al máximo cada segundo de la estadía en tierra jujeña.

Tomás Romero, Juan González y Santiago Heredia no ocultan su alegría. Fueron promovidos y realiza su primera pretemporada junto al plantel profesional. Por eso, ni el famoso “bautismo”, que los obligó a estrenar nuevo look, puede borrarles esas sonrisas bien amplias. “Nos agarró Ignacio Arce y nos un poco feo para el almuerzo y la práctica de la tarde. Pero ya estamos completamente pelados”, ríe Romero en diálogo con LG Deportiva.

“Cuando me avisaron que venía no caía. Recién al segundo día de estar acá, me di cuenta lo que estoy viviendo”, asegura “Tomy”.

El asombro no fue sólo suyo. González y Heredia tampoco podían creerlo que Favio Orsi y Sergio Gómez los hayan sumado al grupo principal. “Me lo informaron después de la última práctica en el estadio y la verdad es que no podía creerlo”, explica Santiago y le da el pase a Juan. “Se me pasaron mil cosas por mi cabeza cuando me dijeron que venía a Perico. Fue hermoso”, sentencia.

Como toda primera vez, todo cuesta. Los juveniles quieren demostrar todo de un solo saque, impresionar, ganarse el lugar definitivo en el grupo. “Es mi sueño. Me encantaría quedarme”, dice Romero. Pero claro, hoy es momento de mirar, aprender y seguir creciendo. Todo a su debido tiempo. “Cada día escuchás enseñanzas y detalles que te remarcan los más experimentados. Eso es lo mas importante, porque te sirve muchísimo”, asegura Heredia.

Ellos demostraron su toque de distinción en juveniles y se ganaron la confianza de los DT. Pero no se conforman. Van por más, quieren todo. Aunque en medio de esa mezcla de sueños y objetivos por cumplir, los chicos disfrutan el día a día; a pesar que los trabajos en doble turno los dejan con la lengua afuera. “Sí; la verdad es que aquí en Perico, mejor no la puedo estar pasando. Estoy viviendo momentos únicos. Es una experiencia para disfrutar y para aprender de cada uno de mis compañeros”, remata González.

Tomás, Santiago y Juan siguen sonriendo. Para ellos, la primera pretemporada parece un viaje de egresados; pero mejor porque ahora tienen al alcance de su mano esa meta con la que soñaron desde chicos.

Comentarios