Lawn Tennis y Universitario mantienen fresco el recuerdo de la final 2008

Por el túnel del tiempo.

12 Jul 2019 Por Federico Espósito

Por tratarse de equipos con presencia frecuente en instancias definitorias, parece mentira que la de este domingo sea la primera final de un Regional entre Lawn Tennis y Universitario en más de una década. En efecto, pasaron 11 años ya desde aquella inolvidable definición en cancha de Natación, en la que los “Benjamines” cortaron una sequía de 26 años sin títulos al vencer a las “Serpientes” 19-17 en un final apretadísimo, que se torció para el lado de los del parque 9 de Julio gracias al arresto individual de un pibe de 20 años llamado Nicolás Sánchez.

“Recuerdo que ‘Manino’ (Federico Mentz, goleador de esa campaña) había salido lesionado, así que ‘Cachorro’ pasó de apertura. Cerca del final todavía íbamos perdiendo y a Nico se le ocurre hacer un sombrerito en lugar de abrir hacia la punta. Todos nos agarramos la cabeza, pero él volvió a agarrar la pelota y la apoyó. Fue una locura”, relata Juan Pablo Vie, uno de los pocos de aquel plantel que se repite en el actual.

Sin embargo, entre los pocos que quedan, el único que jugó esa final es Andrés Chavanne. “Lo que más recuerdo es la ansiedad con la que vivimos la semana previa. ‘Uni’ tenía un equipazo, pero nosotros estábamos convencidos de que éramos superiores y lo podíamos ganar. El problema era el peso de la expectativa del club, que hacía muchísimo tiempo que no festejaba un título. De hecho, creo que esa había sido nuestra gran limitación en los años previos, en los que habíamos llegado a las instancias finales pero sin poder ganar. Hasta que en 2008 alcanzamos la madurez suficiente para poder ganar”, se retrotrae el por entonces fullback.

“También tiene que ver la cantidad de cracks que teníamos en ese equipo. El pack se llevaba por delante todo: los hermanos Cáceres, ‘Bambino’ Morell, Juan Varela, Nicolás Salazar, ‘Nacho’ Haustein, que era una bestia. Y los tres cuartos también: Diego Carrizo, Facundo Rodríguez Prados, Mentz, la ‘Araña Cipulli, el ‘Negro’ Ledesma, Mario Baino, ‘Cachorro’, que jugaba de centro con mi hermano ‘Chunkas’ (Santiago Chavanne)...podría nombrarlos a todos, porque son amigos íntimos. Fue un año increíble, en el que pudimos poner al club donde creíamos que se merecía estar”, agrega el “Cheto” Chavanne.

RECUERDOS. Diego Más venía siendo la figura de “Uni” en la final de 2008, pero debió salir por una lesión

Otro de los pasajeros de ese poco más de una década es Santiago Pérez, hoy uno de los experimentados del plantel actual, pero que en ese entonces era apenas un debutante, con apenas cuatro partidos en Primera. “Tenía 19 años y estaba armando las banderas para la hinchada. Ahora me toca la posibilidad de jugarla. Y creo que es mi último Regional, así que imaginate”, deja entrever su ansiedad el segunda línea, integrante de un pack de forwards en el que Lawn Tennis deposita la mayoría de sus esperanzas. Sobre todo, después del papel protagónico que jugaron frente a Tucumán Rugby en semifinales.

Memoria

Del lado de la “U”, no queda en el plantel actual ningún sobreviviente de aquella final, aunque las imágenes se mantienen muy frescas en la memoria de Diego Más, quien hasta el año pasado era entrenador de las “Serpientes” que el domingo irán en busca del título número 24.

“Veníamos de jugar las últimas seis finales, de las cuales habíamos ganado tres, pero a la de 2008, ellos llegaban mejor que nosotros. Tenían un gran scrum y un gran pateador, además de que llevaban 26 años sin salir campeones. Fue un partido tremendo, y más allá de la desilusión de haber perdido el campeonato y de que creo que el árbitro nos perjudicó mucho en los últimos minutos, fue satisfactorio por el hecho de haber llegado a la final y de que haya sido para Lawn Tennis, por los amigos que tengo en ese club”, asegura el ex apertura.

Pulseada

Por la firmeza con la que llegaban el invicto Tucumán Rugby y Natación a semifinales, la clasificación de Universitario y Lawn Tennis tuvo cierta dosis de sorpresa. “A esta final no la esperaba nadie, salvo los que somos hinchas de nuestros clubes”, admite Más. “Creo que ambos llegan en igualdad de condiciones, pero Lawn Tennis tiene el plus de jugar en su cancha. Estoy contento por los chicos de la ‘U’, porque van a experimentar esto de jugar un partido decisivo. A la mayoría de estos chicos los entrené en juveniles y en el plantel superior. Ojalá el resultado los acompañe, pero no deben perder de vista que en frente tendrán a un equipo que sabe jugar finales. En los últimos 10 años ganó cinco títulos. No dudo que será un gran partido, espero que gane el mejor”, anhela Diego.

FIGURA. Nicolás Sánchez terminaría siendo determinante para el triunfo de Lawn Tennis, con un try sobre el final.

Por su parte, Chavanne tiene plena confianza en la madurez de su equipo. “Hay jóvenes con experiencia, que son líderes y el equipo se apoya mucho en ellos. Y también me sorprende la templanza de los más chicos para jugar cada pelota como si fuera la última, con una agresividad tremenda. No es menor el dato de que contra Tucumán Rugby, teníamos no menos de 10 chicos que dos años antes estaban en M19”, destaca.

“Tati” Pérez asume que otra vez le tocará a los forwards del “Tennis” poner el equipo adelante. “Tenemos que ser un equipo sin errores, porque ‘Uni’ al primer error te factura y la pelea de gordos será tremenda”, anticipa el segunda línea.

Como bien lo califica Vie, será “un test match, donde la principal batalla pasará por los forwards”.

Comentarios