El desafío del “platinado” Toledo en Atlético

Que no cambie su suerte.

09 Jul 2019
1

TIENE GRISES. Con su nuevo color de pelo, Toledo corre en la cancha principal del Hotel de la Liga, durante un entrenamiento. foto de marcelo miller

Algo cambió en Javier Toledo la última temporada. O al menos eso pareció: el delantero venía de una grave lesión y no marcaba desde hacía un año. En la Copa de la Superliga, que tuvo a Atlético entre sus semifinalistas, se destapó y terminó como goleador del torneo con seis tantos. Para la 2019/20, alcanzó solo con ver el primer entrenamiento de la pretemporada, allá por fines de junio, para darse cuenta que algo había vuelto a cambiar en él: el color de su pelo.

“Me hice este cambio por algo y va a ser por un tiempo”, le advierte a LG Deportiva Toledo, que pasea por Salta un look renovado y bien a la moda: el gris. El mismo con el que Favio Álvarez sorprendió a varios el año pasado y el que llevaron durante la Copa América Sergio Agüero y Nicolás Otamendi.

Ahora bien: sabemos que el color se mantendrá por un tiempo y que hay una razón, pero el cordobés no quiere revelarla: “Son cosas personales”, se escuda.

Lo cierto es que ahora más que nunca será la referencia en el área para Atlético. Su cabeza clara ilumina los pasillos del Hotel de la Liga Salteña y las canchas también, durante los entrenamientos.

“Estoy bien y trabajando duro. Aprovechando todos los trabajos de esta pretemporada”, asegura el jugador desde la “Linda”. Es que más allá de cualquier referencia superficial a su pelo, se ganó la titularidad en el equipo en los seis partidos de la Copa de la Superliga con sus seis respectivos goles y asistencias.

Aquella faena en la Copa de la Superliga, muy probablemente tenga un reconocimiento concreto para él. El próximo lunes se entregarán los premios de la Superliga y -aún no está confirmado- habría un galardón para él, como el goleador absoluto de ese torneo. “Algo de eso me dijeron”, confirma el rumor el mismo jugador.

Sería el empujón perfecto en la previa del inicio de una nueva temporada para él. Nada hace pensar perderá su lugar igualmente. Junto a Leandro Díaz supieron complementarse perfectamente en la última parte del torneo y hasta ahora solo llegó un delantero: Augusto Lotti, quien además juega por afuera y hasta podría acompañarlo en la dupla.

Lo que sea que haya cambiado (o lo haya motivado al cambio) esta vez, no será la mentalidad con la que terminó la Copa de la Superliga. Es lo que lo llevó a este momento. Un ciclo, como lo definió Ricardo Zielinski. “Los jugadores tienen ciclos. En algún momento del año suben el nivel y en otro bajan”, dijo el entrenador sobre Toledo. Un ciclo que, los hinchas de Atlético, esperan que dure mucho.

Comentarios