San Jorge: "tomamos la medida correcta"

A una semana de la “sentada”, Marcelo Sáez, alma máter del “Expreso”, no se arrepiente de nada de lo que resolvieron en el polémico partido frente a Alvarado.

01 Jul 2019 Por Miguel Eduardo Décima

El tiempo todavía no logró menguar la bronca que significó quedarse en el umbral del ascenso a la B Nacional. Es que la ilusión de San Jorge era tan grande en poder escribir la página más gloriosa del club, que aún no se resignan a haberse quedado con las manos vacías, a pocos minutos de la consagración.

A una semana de aquella fatídica tarde-noche, en la que los jugadores del “Expreso” protagonizaron la famosa “sentada” en el partido que jugaban ante Alvarado en Mar del Plata, LG Deportiva tuvo la posibilidad de acceder a una charla exclusiva con Marcelo Sáez, el alma máter de la entidad de San Andrés.

- ¿Pensó que la situación que se vivió en el partido iba a tomar semejante resonancia nacional?

- Había que estar en esos momentos en el estadio para darse cuenta las situaciones que nos tocó vivir. Lo que me deja tranquilo es que la decisión se la tomó en forma consensuada con los jugadores y el cuerpo técnico, seguramente va a marcar un antes y un después en el fútbol argentino. Porque de una forma u otra, se deben terminar con los hechos lamentables que está pasando en el fútbol del interior. Hoy, nos tocó a nosotros estar afectados por este tema, pero en cualquier momento, esto lo puede afectar a cualquiera.

 - Se dice que este caso que vivió San Jorge, no es algo aislado ¿es así?

- Quienes estamos compitiendo a nivel nacional sabemos que son muchos los clubes perjudicados por esta clase de situaciones, pero son pocos los que salen a viralizarlas por el miedo a las represalias. En lo personal, como no tengo compromiso con nadie más que mi club, es que salí a denunciar estas irregularidades. No me arrepiento de nada de lo que resolvimos en ese momento.

- ¿Pedirán una reconsideración?

- Vamos a accionar judicialmente para que se revean las sanciones aplicadas sobre el cuerpo técnico y los nueve jugadores. Estamos elaborando un documento que llevará las firmas de todos ellos para que se reconsidere la medida que atenta con su posibilidad de trabajo. De lo que no tengo dudas es que el fallo es alevoso y para nada tiene la característica de ejemplificador como los miembros del Tribunal de Disciplina lo quieren denominar.

Dos árbitros polémicos

- En los días previos a los dos partidos finales, presagió que iban a ocurrir anormalidades con los árbitros ¿Qué lo llevó a tener esta opinión?

- En el mismo momento que conocimos las designaciones de Gerardo Cedro Méndez para dirigir el primer partido y de Adrián Franklin para la revancha, sabíamos que se venía un atropello en contra de San Jorge. Nosotros sabíamos que eran dos árbitros “de la casa”, es decir que respondían a los antojos del Consejo Federal. Ambos dejaron de estar en la órbita de Guillermo Marconi, titular del Sadra; además estaba el antecedente de haber sido recusados en varios partidos.

- Ese clima enrarecido previo a las dos finales ¿no terminó perjudicando al plantel?

- Sólo bastaron siete minutos de juego para darnos cuenta que lo que habíamos considerado durante los días previos se iba a consumar. No es común que a los pocos minutos de juego de un partido decisivo, un equipo ya tenga a sus dos centrales amonestados y condicionados para el resto del partido. Desgraciadamente, los jugadores no pudieron abstraerse de un clima poco propicio para que el partido se pudiera desenvolver con normalidad.

- ¿La decisión de no seguir jugando fue en forma consensuada?

- Todos estuvimos de acuerdo en no seguir jugando el partido debido a la desastrosa tarea de Franklin. Yo estaba ubicado en el sector alto de la platea y al final del primer tiempo bajé al vestuario. Allí, me di cuenta de que los muchachos estaban muy nerviosos, muchos de ellos desbordados emocionalmente. En ese momento y ante el pedido de algunos jugadores se decidió seguir jugando.

 - ¿Por qué se cambió de postura a los cinco minutos del segundo tiempo?

- Es que consideramos que era el modo que teníamos para hacer conocer nuestro desagrado por lo que había ocurrido en los primeros 45 minutos. El país tenía que conocer los atropellos que los clubes del interior debemos soportar por los fallos de estos personajes.

-¿ En lo personal, en algún momento se arrepintió de la decisión que tomaron?

- Para nada… no estoy, ni estaré arrepentido de nada, porque obramos de la forma que nos dictó la conciencia.

Apuesta a otras disciplinas

- ¿Cual será el futuro del club?

- Lo que me deja tranquilo es que hice las cosas como lo pensaba y lo volvería a hacer si se presentaría una situación similar. Por suerte, tenemos otras disciplinas que nos ayudarán a que sigamos creciendo. La idea es hacerse fuerte en el voley y en el básquet, en los estamos jugando en el Federal C. En lo que respecta al fútbol, estamos dispuestos a seguir apostando a las inferiores y potenciar nuestra participación en el torneo liguista. La vuelta a la competencia en los certámenes nacionales sólo la concretaremos cuando los actuales directivos del Consejo Federal dejen sus cargos. Esa es una decisión que no tiene marcha atrás.

-¿Y en lo edilicio?

- El objetivo en lo inmediato es finalizar la construcción de la tercera cancha de fútbol. También estamos abocados a potenciar el hockey, para eso vamos a poner mano a la obra ante el deseo de tener un campo de deporte para esa disciplina. Este nuevo desafío en lo deportivo para nada me inquieta. Sé lo que significa empezar de cero y en 11 años posicionar al club como el tercer escalón en el orden provincial. Estamos más unidos que nunca y con ganas de seguir creciendo en todos los aspectos.

Comentarios