El mejor de los recuerdos para los Pumitas tucumanos

Los juveniles sacaron lo positivo que dejó el torneo, individual y colectivamente.

27 Jun 2019

Así como un final triste puede restarle puntos a una gran historia, la despedida con derrota ante Sudáfrica dejó en los Pumitas una sensación amarga y confusa, que los distrajo en un primer momento de ver la foto en su totalidad: terminaron entre los cuatro mejores del torneo, por encima de potencias como Nueva Zelanda, Inglaterra o Gales, y se llevaron el honor de ser el único que pudo vencer al bicampeón del mundo, Francia, en los últimos dos Mundiales.

“Siempre te quedás con la impresión del último partido, y por eso a mí me quedó un gusto amargo, pero ahora que lo pienso en frío, me doy cuenta de que hicimos un gran torneo. Pero más que nada me voy contento por la entrega del equipo: en todos los partidos dimos el 100%, no nos guardamos nada”, señaló Mateo Carreras.

“Nos habíamos propuesto cumplir el sueño de ser campeones. De todas maneras, no deja de ser un gran resultado”, coincide Gonzalo García, que además de mostrar su buen nivel y la madurez que le dieron sus dos Mundiales anteriores, se despidió luciendo la cinta de capitán y estableciendo un récord de presencias mundialistas, con 15. “Es un poco triste para mí, porque se acabó esta etapa juvenil que me dejó muchísima experiencia. Sin embargo, siento mucho orgullo por cómo se terminó. Siento que ha pagado todo el laburo que vengo haciendo desde hace varios años”, destaca el medio scrum de Natación, elegido el mejor en su puesto del Mundial.

Primera experiencia

A diferencia de García y Carreras, para Thomas Gallo, Francisco Coria y Mariano Muntaner fue su primera experiencia mundialista.

“Fue muy lindo, algo que soñé y se me cumplió. Además, me dio la posibilidad de conocer nuevos amigos y grandes entrenadores”, rescata Gallo. El apellido del pilar de Universitario fue pronunciado en varios idiomas durante el relato de esos 60 metros en los que corrió como un tres cuartos por el centro de la defensa francesa antes de anotar uno de los mejores tries del Mundial. “Ser suplente en los dos primeros partidos no me quitó las ganas de nada, sino que me entrené más fuerte y pude ser titular en ese partido contra Francia. No me voy a olvidar nunca de ese try, todavía lo sigo mirando, je”, cuenta Thomas.

Junto a Coria (Lince) y luego junto a Muntaner, fue uno de los actores de un scrum que fue uno de los puntos más positivos del equipo. “Lo veníamos trabajando hace mucho tiempo. Le dimos mucha importancia, creo que cada uno de los forwards aprendimos a querer el scrum”, agregó Gallo.

Muntaner se sumó durante el torneo para cubrir una baja por lesión y se acopló muy bien al equipo. “No me lo esperaba. Me llamaron un domingo a la mañana y a la tarde ya tuve que viajar. Fue todo a las corridas, pero me dio la posibilidad de vivir una gran experiencia, como es medirte contra los mejores”, subraya el de Tucumán Rugby.

Un buen Mundial Juvenil puede ser un gran plataforma para el futuro. Así como lo catapultó el año pasado al Mundial de Seven, este año a Carreras lo terminó de ubicar entre los Jaguares XVque jugarán la Currie Cup. “Quiero recuperarme física y mentalmente para jugar al máximo posible”, cerró el definidor de los “Rojos”.

Comentarios