Más de 40.000 personas en la Argentina viven con VIH y no lo saben

“La epidemia se mantiene en esas personas, por eso es tan importante el test”, destaca el jefe de Infectología del Padilla. Prevenir es una inversión.

27 Jun 2019 Por Claudia Nicolini
1

ELEGÍ SABER. Para acabar con el VIH en el planeta es indispensable que todos nos hagamos el test.

“Hay que empezar con los cuidados muy temprano. Sabemos que a los 13 años muchos adolescentes ya son activos sexualmente, y el 20% de los diagnósticos de VIH se producen en personas menores de 25 años. Pero además hay que seguir cuidándose toda la vida”, insiste, casi como quien repite un mantra que cambiará el mundo, Gustavo Costilla Campero, jefe de Infectología del hospital Padilla y vicepresidente de la Sociedad Argentina de Infectología.

Lo dice hoy, Día del Test de VIH, desde su experiencia de muchos años: fue uno de los que trató a los primeros pacientes infectados, cuando no había nada para hacer.

Saber salva vidas

“Hoy tenemos muchas herramientas, pero saber es la mejor estrategia, y urgen campañas masivas y frecuentes de testeo. No hemos logrado en una década bajar el número anual de casos nuevos (casi 6.000), entre otros motivos porque más del 90% del presupuesto destinado a VIH se necesita para medicación. Y es muy importante que esta esté disponible como ordena la ley, pero la epidemia se mantiene por las personas que no saben que viven con el virus. A ellas tenemos que llegar con urgencia. Prevenir no es un costo, es una inversión. ¡Es mucho más barato que un tratamiento de por vida!”, resalta”, advierte con pasión. En nuestro país, más de 40.000 personas viven con VIH y no lo saben.

Sucede que al acceder el diagnóstico, la persona recibe su tratamiento. Y con adherencia a él no sólo logra la misma expectativa de vida que alguien sin VIH, sino que además se corta la cadena de transmisión. Aquí, un dato fundamental: el 98% de las personas que viven con VIH se infectó durante relaciones sexuales sin protección.

Indetectable/intransmitible

“El tratamiento permite controlar el virus hasta que está indetectable -destaca Nahuel Porta, miembro de la Red Argentina de Jóvenes Positivos (Rajap)-. Y está demostrado que las personas con carga viral indetectable no transmitimos el virus en el intercambio sexual”. “Hay que informarse, tratar a tiempo, y para eso el testeo es clave -añade-; todos estamos expuestos, no importan edad, género, preferencia sexual. El VIH no tiene preferencias”.

“Hay varios tipos de test. El que AHF y organizaciones aliadas utilizamos es el test rápido que detecta anticuerpos. Es una técnica de tamizaje, es decir de búsqueda activa en la comunidad de personas que pueden vivir con VIH. Eso permite vincularlas rápido con el sistema de salud y que accedan a un tratamiento integral”, explica Natalia Haag, directora Nacional de Prevención y Testeo de AHF Argentina.

Adónde ir

Hay varios centros de testo, pero el Laboratorio de Referencia, funciona en el hospital del Carmen (Muñecas 2550). También podés acudir a la Asistencia Pública (Chacabuco 239, de lunes a viernes de 7 a 19. El test es gratis, confidencial y voluntario. Si tenés 14 años o más, no necesitás autorización. Y para el tamizaje no hace falta ir en ayunas.

> Se recomienda  el testeo si...
... tuviste relaciones sexuales de cualquier tipo sin preservativo.
... compartiste agujas, jeringas, máquinas de afeitar o canutos.
... si estás embarazada, en  cada trimestre, porque si da positivo podés tratarte para que el bebé nazca sin virus. Y tu pareja, porque puede tratarse y usar preservativo para no que no se infecten vos ni el bebé.

Comentarios