Para no ser pobre, una familia tucumana precisó $ 25.868

Según el Indec, la canasta básica total se incrementó el 61% en los últimos 12 meses.

19 Jun 2019
1

VARIACIÓN. Los precios de la canasta familiar tucumana subieron 2,39% en mayo respecto de abril. la gaceta / archivo

¿Cuánto es el monto mínimo que necesita una familia tipo tucumana para no ser considerada pobre? Si se toman en cuenta las estadísticas oficiales, puede decirse que un matrimonio con dos hijos pequeños requirió, al menos, $ 834 diarios, en promedio, para costearse los gastos de alimentación y los servicios esenciales. La Dirección de Estadística de la provincia calculó que la Canasta Básica Total (CBT) para mayo fue de $ 25.868 para una familia tipo en el distrito, unos $ 600 más que lo que requirió en abril último.

A nivel nacional, la misma canasta aumentó el 2,9% en mayo en tanto que la Canasta Básica Alimentaria subió el 2%, por debajo de la inflación minorista que el mes pasado fue de 3,1%, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Con el incremento del 2,9% la CBT llegó a $ 30.337,84; esto es: el ingreso que necesitó una pareja con dos hijos para comprar comida, ropa y pagar algunos servicios sin caer por debajo de la línea de la pobreza.

Con esta suba, la CBT acumuló un alza del 19% en los primeros cinco meses del año y del 61,1% en los últimos 12 meses, según informó el organismo.

En tanto, la CBA subió el 2% en mayo, muy por debajo de la línea de la inflación minorista, que fue de 3,1%, para llegar a $ 12.086,78 para el mismo núcleo familiar.

La CBA marca la cantidad mínima de comida que requiere en este caso una familia para la subsistencia y no caer por debajo de la línea de indigencia.

Con este aumento, la CBA acumuló una suba del 18,5% en el primer trimestre del año y del 61,7% en los últimos 12 meses. En el caso de Tucumán, la Canasta Básica Alimentaria fue estimada en $ 10.823.

El Indec, en tanto, informó en marzo que el Índice de Pobreza aumentó al 32% hacia fines de 2018, contra el 25,7% de igual período de 2017; mientras que el Índice de Indigencia subió a 6,7% desde el 4,8% de finales de ese año. Estos niveles registrados en el segundo semestre del año pasado son superiores a los del primer semestre, cuando el nivel de pobreza fue del 27,3% y el nivel de indigencia se ubicó en el 4,9%.

De esta forma, con una población estimada en 44 millones de habitantes, al cierre de 2018 se encontraban en situación de pobreza alrededor de 14 millones de personas, unos dos millones más que en 2017. El Indec dará a conocer los índices de pobreza e indigencia correspondiente al primer semestre de este año en septiembre.

Estimación privada

A fines de mayo, el presidente Mauricio Macri ratificó el rumbo del Gobierno y sostuvo que para “sacar a tantos argentinos de la pobreza, éste es el camino”. “Gobernar es ayudar a crecer y eso es lo que queremos, la libertad para que cada uno pueda elegir dónde trabajar, dónde estudiar y donde vivir. Para eso hay que conectar el país”, resaltó el mandatario durante el acto de inauguración de un tramo pavimentado de la Ruta 46, que une las localidades de Andalgalá y Belén, ambas en Catamarca.

También el mes pasado el Barómetro de Deuda Social de la Infancia de la Universidad Católica Argentina dio cuenta de que la pobreza infantil aumentó a su nivel más alto en la década y afecta al 51,7% de los niños y adolescentes del país, según un relevamiento de 2018.

El reporte mostró que, de ese 51,7% de niños y adolescentes, un 29,3% tiene un déficit en sus comidas, mientras que un 13% pasó hambre. Además, la asistencia de los menores a comedores infantiles creció de forma constante y trepó al 35%.

La investigación se realiza de forma anual desde 2010 y durante el kirchnerismo se tomó como referencia ante la manipulación, o directamente ausencia, de cifras del Indec, consignó la agencia estatal Télam.

Comentarios