Las lluvias de los últimos meses afectan la marcha de la zafra azucarera

También incide el conflicto salarial en el ingenio Santa Bárbara.

18 Jun 2019
1

El ingenio Santa Bárbara, epicentro de un conflicto salarial ARCHIVO

La zafra en Tucumán está retrasada por las precipitaciones récords registradas en marzo, abril, mayo y lo que va de junio, informó la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc).

"La cosecha de la caña de azúcar se ha visto demorada a causa de las lluvias registradas en los últimos meses, a lo que se suma el hecho de que la caña ya crecida no permite que el sol pueda secar los suelos cultivados", explicó a Télam Hernán Salas, director asistente en Investigación y Tecnología Agropecuaria de la Eeaoc.

"Esta situación genera que los suelos estén más tiempo en condiciones de humedad y que las maquinas cosechadores no puedan trabajar de la forma adecuada", agregó.

El especialista aclaró que aunque la cosecha esté retrasada "es difícil establecer si se van a registrar pérdidas con respecto al año pasado (que llegó aproximadamente a 1,3 millón de toneladas de azúcar) lo que dependerá de las condiciones del invierno".

El conflicto del Santa Bárbara

Por otra parte, el ministro de Desarrollo Productivo, Luis Fernández, sostuvo que además del factor climático se suman algunos problemas de ingreso de caña en los ingenios a causa de los cortes en la ruta nacional 38 que llevan adelante trabajadores del Ingenio Santa Bárbara por un conflicto salarial.

Las protestas comenzaron hace dos semanas y esta mañana los trabajadores volvieron a cortar un tramo de la ruta "en protesta por salarios adeudados y para que comiencen los trabajos de la zafra en esa fábrica", señaló José Coria, dirigente de Fotia.

El INTA informó que la superficie cultivada este año en la provincia es de 285.851 hectáreas, 14.886 menos que en 2018.

"La falta de actualización del precio del azúcar, en relación al incremento de los costos, también repercute negativamente en la rentabilidad del sector", señaló el organismo.

Comentarios